Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Accidentes laborales parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Tipos de exposiciones en los accidentes corto-punzantes



Exposición con Alto Riesgo:



Son aquellas exposiciones a un gran volumen de sangre y  que contiene alta carga viral.

Exposición con Riesgo Incrementado:



Son aquellas exposiciones a un  gran volumen de sangre o aquellas exposiciones a sangre que contiene alta carga viral.


Exposición sin Riesgo Incrementado:


Son aquellas exposiciones en donde están ausentes los dos factores de riesgo, es decir, son aquellas en que no hay exposición a sangre y no hay exposición a alta carga viral.

Pasos a seguir después de un accidente corto-punzante.



Después de ocurrido el accidente, la zona afectada debe lavarse con agua y jabón, en el caso de exposición de mucosas se recomienda lavar con agua o suero fisiológico.
Una vez ocurrida la exposición a la sangre, se debe informar a la enfermera encargada del centro de infecciones intrahospitalarias del centro de salud donde ocurrió el accidente. Ella tendrá que notificar el accidente y deberá tomar exámenes de laboratorio al paciente en caso de que este sea conocido, para esto se requiere su firma en el consentimiento informado y también se toman exámenes de sangre al funcionario de salud afectado indicados por el médico, estos deben ser realizados para determinar si el paciente fuente es portador de patógenos transmitidos por la sangre. En el caso de que el paciente fuente presente serología positiva para VIH, el funcionario debe tener su serología positiva anti VIH realizada inmediatamente después de ocurrido el accidente, seis semanas, tres y seis meses después del accidente.
En el caso que el paciente fuente sea positivo para el virus de la hepatitis B y el funcionario no esté inmunizada, deberá hacerse serología luego del accidente y seis meses después. Para la exposición  al virus de la hepatitis C, no existe rutina específica de seguimiento recomendada.
Si una profesional del área de la salud no inmunizada se expone a sangre contaminada con HBV, se recomienda iniciar el esquema de vacunación, más inmunoglobina hiperinmune. En el caso de ser vacunado se debe realizar el test anti HBS para evaluar la inmunidad del funcionario.

En caso de sospechar de VIH



La posibilidad de adquisición del VIH después de una exposición ocupacional puede ser
inferida por la combinación de algunos factores relacionados con el accidente:
-    por la vía, profundidad, tamaño y condiciones de la inoculación, tiempo de contacto entre la fuente y el profesional.
-    en relación con la fuente de infección, como la viremia, uso de antiretrovirales y etapa de la enfermedad.
-    en relación con las características de profesional afectado, presencia de enfermedad de base, y el tiempo transcurrido entre la búsqueda de atención inicial después del accidente.

Se deben clasificar los accidentes corto-punzantes en:



Exposición con riesgo:



Herida profunda que causa sangramiento, provocada por un instrumento con lumen, lleno de sangre o fluido corporal de riesgo, o a simple vista contaminada con sangre o fluido corporal de riesgo.
Exposición de mucosas o herida a sangre o fluido corporal a simple vista contaminado con sangre.
Derrame de sangre o fluido corporal de alto riesgo en solución de continuidad de la piel, tales como herida, dermatosis o exema.

Exposición sin riesgo:



Todas las exposiciones no descritas en el punto anterior se consideran sin riesgo.

Las medidas recomendadas de acuerdo al origen de la fuente son:

Fuente con serología VIH positiva conocida:



-    El médico evalúa al nivel de riesgo del accidente, se recomienda profilaxis a aquellos accidentes  con alto riesgo  y con riesgo incrementado. Y se ofrece profilaxis en aquellos accidentes sin riesgo incrementado.
-    No ofrecer profilaxis en aquellos accidentes sin riesgo (exposición a orina, heces, sudor y otros fluidos biológicos sin riesgo provenientes de pacientes VIH positivos).
-    Solicitar algunos exámenes (sangre, orina) al Afectado que recibe la profilaxis (estos exámenes se deben repetir a las dos semanas de iniciada la profilaxis).
-    Informar al Afectado acerca de las precauciones para prevenir una eventual transmisión secundaria: uso de condón durante las relaciones sexuales y no donar sangre hasta después de un año.
-    Derivar al Afectado al Comité de Infecciones Intrahospitalarias (C.I.I.H.) para realizar la notificación del accidente, educación, consejería y seguimiento serológico para VIH a la sexta semana, tercer y sexto mes. En caso que el Afectado haya recibido profilaxis, se solicita una cuarta muestra al año.

Es importante que la profilaxis de la infección por VIH debe iniciarse antes de las dos horas de ocurrido el accidente para lograr su máxima eficacia.

Fuente con serología VIH negativa conocido:


-    Se realiza educación y consejería  al afectado, con el fin de que no tenga un nuevo accidente.
-    Se debe derivar al afectado al C.I.I.H. para la notificación del accidente.

Fuente VIH desconocida:



-    Se realiza educación y consejería  al afectado.
-    Seguimiento serológico del Afectado para VIH, VHB y VHC a la sexta semana, tercer y sexto mes.
-    Derivar al Afectado al C.I.I.H. para la notificación del accidente y seguimiento.

Seguimiento de casos de exposición laboral en protocolo de profilaxis:

El Control Médico incluye:



-    ELISA para VIH al trabajador expuesto en el transcurso de la primera semana, luego de ocurrida la exposición, a la sexta semanas y al tercer meses.
-    Evaluación hematológica, con Hemograma basal, a las 6 semanas y a los 3 meses.
-    Evaluación clínica de acuerdo al  caso, como mínimo con la evaluación de laboratorio.
-    Evaluación ante la aparición de efectos adversos.

Notificación de la exposición y eventual seroconversión:



-    Notificación en el formulario de Declaración Individual de Accidentes del Trabajo, la cual se remite a la Dirección de Servicio de Salud respectiva, que enviara copia correspondiente al departamento de informática del Ministerio de Salud, donde se consolida la información.
-    Si algún caso resultara con anticuerpos anti VIH positivos al termino del seguimiento, notificarlo en formulario “Encuesta epidemiológica de caso de infección por VIH / SIDA, especificando la exposición laboral en ítem: “Factores de Riesgo”.

Registros:



Los establecimientos deben mantener los registros sobre las intervenciones realizadas, en el manejo de las exposiciones laborales y las medidas adoptadas.
- Si el paciente es VIH (+) a la serología y el funcionario también, solo consejería y registro.
-    Si el paciente es VIH (+) y el funcionario (-), ofrecer antes de 2 horas de transcurrido el accidente la quimioprofilaxis anti retroviral, explicando los efectos colaterales. Si el funcionario rechaza la quimioprofilaxis debe firmar en el formulario de registro.
-    Si el funcionario accidentado de riesgo esta vacunado contra la hepatitis B (nomina del personal vacunado en el banco de sangre), no se le efectuara examen Ag. VHB al paciente ni funcionario.
-    Si el paciente es (+) para VHB y el funcionario no esta vacunado o es (-), se debe iniciar rápidamente el programa de vacunación. 1ª dosis, luego a los 30 días la 2a y 3ª dosis al tercer mes, además de una gammaglobulina hiperinmune para hepatitis B, junto con la 1ª dosis de la vacuna y otra con la 2ª dosis a los 30 días.
-    La quimioprofilaxis se encuentra disponible en la farmacia de urgencia y si no es así el funcionario es derivado a la Mutual.


Protocolo de manejo farmacológico:



El siguiente esquema de medicamentos debe proporcionarse durante 4 semanas, independientemente del tratamiento seguido por la persona fuente o de su carga viral, y consiste en:

AZT( Zidovudina) 300 mg 2 veces al día.
3TC (Lamibudina) 150 MG 2 veces al día.
Convivir (AZT + 3TC) 1 comprimido 2 veces al día.

El financiamiento de la atención corresponde al sistema de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales a que este adscrito el establecimiento, de acuerdo a la ley 16.744.

En caso de sospecha de VHB



Primero se debe identificar a la fuente:
-    Se realizará antígeno de superficie HB al paciente y al personal o estudiante.
-    Si el paciente es antígeno negativo se detiene la investigación.
-    El funcionario o estudiante es HB antígeno positivo, no se realizará inmunoprofilaxis, se debe reforzar la capacitación en relación al uso y cumplimiento de las precauciones universales y se derivará a policlínico de gastroenterología
-    Si el paciente es HB antígeno positivo y el funcionario o estudiante es HB antígeno negativo: será derivado a Unidad de Salud Ocupacional, donde se indicará manejo pos exposición, de acuerdo al siguiente protocolo:
*Funcionario o estudiante no vacunado, se le deberá administrar  inmunoglobulina especifica anti hepatitis B 0,06 ml por Kg. de peso IM, dentro de las primeras 24 horas de la exposición, se recomendará también a estos funcionarios la colocación de la vacuna ANTI HB en 3 dosis 0, 1 y 6 meses.
*Esquema completo de vacuna, si el funcionario o estudiante ha recibido un esquema completo y han transcurrido menos de 10 años desde la última dosis, no será necesario vacunar. Si han transcurrido más de 10 años desde la última dosis, se requerirá vacunarla con una dosis.
*Esquema incompleto de vacuna, si el funcionario o estudiante ha recibido un esquema incompleto y ha transcurrido menos de 10 años desde la última dosis, se indicara el número de dosis necesaria para completar el esquema.
-    Si el Paciente es Desconocido   Se considera desconocido si no fuera posible evaluar al paciente dentro de los primeros 7 días, y el material procede de laboratorio, pacientes en hemodiálisis, pacientes multitransfundidos y material de banco de sangre se debe proceder como paciente positivo.

En caso de sospecha de VHC


La finalidad de realizar serología para Hepatitis C será trazar una basal con fines diagnósticos y de esta forma poder ofrecerlas alternativas terapéuticas existentes en el momento en caso de enfermedad, pero no existe rutina específica de seguimiento recomendada.


Flujograma Hospital de Urgencias Asistencia Pública.



3633.gif
DAU= Dato de Atención de Urgencia.
DIAT= Declaración Individual de Accidentes del Trabajo.

Explicación del flujo grama:



Cuando ocurre un accidente corto-punzante a uno de los funcionarios del equipo de salud, lo primero que se debe hacer es avisar a la enfermera jefe de turno, la cual evaluará junto al medico si la exposición del funcionario es de riesgo o no. Luego el medico indicara la toma de exámenes serològicos para VIH, VHB, VHC a la fuente (en el caso que esta sea conocida) y al funcionario accidentado.
La enfermera debe contactarse con el Banco de sangre y avisar sobre lo ocurrido y además debe contactarse con la enfermera a cargo del Comité de Infecciones Intrahospitalarias(CIIH), para los registros y seguimientos correspondientes.
-    Si la exposición no es de riesgo: se deja registrado  en el dato de atención de urgencia y en la DIAT como registro, y al funcionario se del brinda Consejerìa y Educación correspondiente, revisión de técnica y procedimiento para que no vuelva a ocurrir.
-    Si la exposición es evaluada de riesgo: existen dos posibilidades que la fuente (paciente) sea conocido o sea desconocido.

Si la fuente es desconocida, al funcionario se le tomaran exámenes de sangre  y se registrara el accidente en DIAT. Si el resultado del examen serológico  es VIH(+) quiere decir que el funcionario ya es portador de VIH por un contagio antiguo, por lo tanto no se le entregara profilaxis. Si el resultado es VIH (-) se iniciara la profilaxis las primeras dos horas solo si el funcionario esta de acuerdo (si no fuera así debe dejar registrado que por su voluntad no va a recibir profilaxis).
Si la fuente es conocida se informa a la enfermera del CIIH, para el registro, luego se informara a la fuente, el cual deberá firmar un consentimiento informado autorizando la toma de pruebas serológicas,. Una vez obtenidos los resultados  de la fuente se decide los procedimientos a seguir con el funcionario de salud afectado.
-    Si el paciente es VHB (+), se debe consultar al funcionario si anteriormente fue vacunado contra la Hepatitis B. Si este no se ha vacunado deberá recibir las tres dosis de la vacuna más las inmunoglobulinas junto con las primeras dos dosis, y si ya fue vacunado solo se realizará seguimiento serológico del funcionario.
-    Si la fuente es VHC (+), no se va a realizar nada porque no existe un esquema de tratamiento a seguir, solo se realizaran las indicaciones medicas.
-    Si la fuente es VIH(+) se deberán tomar pruebas serológicas al funcionario. Si sus resultados son VIH(-), este puede optar por la profilaxis  para VIH las primeras dos horas, pero si su serologìa  es VIH (+) quiere decir que ya había tenido un contagio antiguo por VIH, por lo no se le brinda profilaxis.

En caso  de que el resultado del funcionario sea VIH (-) se debe realizar un seguimiento serológico a la sexta semana, al tercer y sexto mes, y si el funcionario recibió profilaxis se solicita una cuarta muestra al año, pero si en alguno de estos próximos resultados sale VIH(+) la enfermera de CIIH debe registrarlo para estudios epidemiológicos de VIH/ SIDA.

Accidentes laborales por caídas:



Los incidentes son cualquier actividad humana observable, en la que se puede predecir lo que pasará cuando el individuo realice la acción.  La caída es un incidente, y ocurren generalmente por negligencia, como por ejemplo no emplear equipos de protección o dispositivos de seguridad, o bien, por un mal diseño de los resguardos de seguridad.

Este tipo de incidente, al igual que todos los otros tipos de accidentes, produce una problemática a nivel del empleado, porque las consecuencias de una caída pueden variar desde una incapacidad parcial permanente o total temporal, hasta lesiones menores que no requieren atención médica.  Para el empleador también constituye un problema, ya que tienen un empleado incapacitado para realizar su función, lo que lleva a pérdidas económicas importantes.

Las caídas constituyen un alto porcentaje de los accidentes laborales.  En el año 2000 la ACHS detectó 9.338 casos de accidentes laborales por caídas del mismo nivel, y  8.970 casos, por caídas de distinto nivel.  Ambas cifras representan un 17%  del total de accidentes ocurridos durante ese año.  Cifras similares encontramos en los accidentes por golpes por o contra objetos (16.3%) y las lesiones por sobre esfuerzo por exceso de peso o movimientos bruscos (14.1%).

Según las estadísticas de la ACHS del año 2000, en los trabajadores del área de servicios  es donde se encuentra la mayor incidencia de accidentes por caídas, ya sea de igual  (14.2%) o de distinto nivel (10.2%).  Le siguen las actividades de comercio y de transporte, almacenaje y comunicación.

Además, dentro de todos los tipos de accidentes que ocurren en el área de servicios, las caídas son un porcentaje importante de accidentabilidad, siendo superada sólo por los golpes por o contra un objeto y por las lesiones por sobre esfuerzo o movimientos bruscos.

Los accidentes laborales por caídas ocurren en todas las plantas de trabajo



Actualmente las grandes empresas emplean exclusivamente personal de oficina, tal es el caso de compañías de seguros y bancos  Uno de los principales factores que atentan contra la seguridad en las oficinas es la creencia generalizada de que las lesiones que se sufren en ellas son siempre intrascendentes. Esto es completamente falso, las lesiones que ocurren en las oficinas son tan graves y dolorosas, como las que ocurren en fábricas y talleres.

Para ejemplificar lo anteriormente dicho, explicaremos un caso; uno de los vicepresidentes de una importante compañía se encontraba hablando por teléfono sentado en una silla en su oficina.  Cuando el individuo intentó ponerse de pie, una rueda de la silla se desprendió, provocando su caída.  El resultado de esta situación, fue una fractura de vértebra, lo que generó nueve meses de incapacidad laboral.

Los trabajadores tienden a subestimar los peligros en una oficina, por lo que se le resta importancia a la seguridad, sencillamente porque no creen en la posibilidad de que en su lugar de trabajo ocurra un accidente.  Como resultado de esto, es fácil que los empleados de una sección de producción u obreros tengan un índice menor de accidentes que en las mismas oficinas.  Esto ocurre porque el individuo que trabaja con tóxicos, sustancias químicas, inflamables, o bien, en el caso de los accidentes por caídas, andamios en altura, está muy prevenido acerca de los riesgos de su labor, aunque esto no implica que no le ocurran accidentes por negligencias de ellos mismos o del empleador.

El trabajador minero, obrero, pesquero, o cualquiera sea el ámbito laboral,  debe estar informado acerca de los peligros que existen en su lugar de trabajo, al igual que el empleado de oficina.  Todos deben conocer las normas de seguridad,  estar prevenidos ante una eventualidad y deben estar preparados para aceptar los procedimientos de trabajo seguro.  Por otra parte, la empresa para la que trabaja debe fomentar la actitud adecuada para la prevención.  Los jefes, deben conocer cuales son los peligros de las labores, las prácticas inseguras y deben implementar a sus trabajadores las medidas de seguridad necesarias. La empresa tiene la responsabilidad de adiestrar a su personal, esto implica el establecimiento de objetivos claramente definidos. Estos objetivos indicarán lo que se quiere que el alumno conozca o haga al final del período de adiestramiento (deben estar planificados y expresarse por escrito).  Al final del proceso se debe someter a evaluación a los asistentes a la capacitación.  Esta capacitación, puede o no incluir a los trabajadores, pero si no los incluye, exige que el supervisor aprender a instruir a sus subordinados.

La mayor parte de los accidentes que ocurren en una oficina, son por caídas.  Estos accidentes causan de 2 a 2.5 más lesiones incapacitantes entre los empleados de oficina que entre los obreros.  En este sector las mujeres son las más afectadas y las tres cuartas partes de las caídas ocurren al andar o bajar escaleras, el resto corresponde a caídas de los asientos.   Los casos más graves  se deben a caídas provocadas por la presencia de objetos (cables de teléfono, cajones abiertos, enchufes) y desperdicios en el suelo.

Una investigación realizada en el estado de California a lo largo de un año, con una muestra de 1.000.000  empleados, estudió los factores que intervienen en los accidentes laborales por caídas ocurridos en oficinas.  Los resultados se muestran en la siguiente tabla:

3634.gif

Elementos que favorecen los accidentes laborales por caídas



Sillas:



Generalmente son producto de los malos hábitos del personal, como trasladarse de un sitio a otro sentado en una silla con ruedas, reclinarse hacia atrás poniendo los pies sobre la mesa, estirase para alcanzar un objeto mientras se está sentado, etc.
Aunque las escaleras son, en apariencia más peligrosas que las sillas, la gente parece estar más conciente del peligro y es más precavida; por lo demás, las personas pasan más tiempo sentada que subiendo y bajando escaleras.
Recordemos que las caídas también pueden producirse desde un nivel más alto, esto ocurre cuando los empleados se suben sobre sillas, muebles, escaleras u otros, con el objetivo de alcanzar algún implemento. A pesar que estas caídas son significativamente menores en términos de altura, comparado con caer de un andamio, igualmente pueden provocar lesiones graves, tales como fractura de rodilla (esto implica que el empleado estará incapacitado para trabajar por aproximadamente dos meses).
En general, las sillas deben ser cómodas y de buena construcción, con una base ancha para que no se vuelque con facilidad.  Si es una silla giratoria debe tener ruedas sólidas y estar bien aseguradas a la base de la silla, ya que si se rompen o aflojen, sobrevengan la caída.  A veces, es necesario soldar o fijar las sillas de ajuste imperfecto, para prevenir accidentes.

Pisos:



Los pisos son los principales elementos causantes de caídas en las oficinas; es preciso que su superficie sea antideslizante, o bien, encerarlo con cera antideslizante.  De esta manera adquieren mayor coeficiente de fricción, reduciéndose el peligro.
Aumenta el peligro de accidentes, cuando las superficies están mojadas, ya sea por una causa externa, como la lluvia, o bien, por el aseo del lugar.  Este riesgo se reduce significativamente cuando se le da la posibilidad al transeúnte de prever el riesgo con una buena señalización por un medio visual.
Se debe inspeccionar los pisos frecuentemente, si es alfombra hay que revisar si está gastada o doblada.  Si existen cables bajo la alfombra, al estar gastado van a quedar expuestos, aumentando el riesgo de accidentes.
El paso siempre debe estar expedito, evitando escalones y desniveles en los sitios cerrados, y en caso de que los hubiese deben estar correctamente señalizados y protegidos con barandas y pasamanos.  Por otra parte, debe evitarse que los cajones se abran hacia los pasillos, a menos que haya el espacio libre necesario.

Iluminación:



Algunos accidentes son debidos a la falta de iluminación, a lo que hay que sumarle otros factores, como el deslumbramiento por iluminación directa o por luz reflejada,  y el contraste de las sombras.
Se debe lograr un alto nivel de iluminación sin deslumbramiento, esto se hace con lámparas fluorescentes de luz directa, provistas de pantallas.
La fatiga visual es causa por si sola de accidentes, a esto se le suma el retraso que experimenta la vista humana en adaptarse de un medio muy iluminado a otro de poca iluminación y viceversa.

Caídas de altura


Como anteriormente de planteó, las caídas desde altura tienen su origen en la existencia de ciertas condiciones peligrosas y/o en la comisión de negligencias o de actos inseguros. En ambos casos el operario puede hacer mucho por la prevención, observando las normas de seguridad, no cometiendo actos inseguros y corrigiendo las condiciones peligrosas o dando cuenta de su existencia a su jefe inmediato, pero sobre todo utilizando los equipos de protección individual (EPI) que se le entreguen, para todo trabajo con riesgo potencial de caída de altura. Para la prevención de caídas de altura se recomienda:
-    El jefe de obra o encargado debe facilitar las instrucciones necesarias relativas a la instalación y uso de los EPI y asegurarse de que efectivamente se haya comprendido la información y que se vayan a respetar.
-    Los equipos que se utilicen deben examinarse por una persona competente en el tema, así como también verificar la instalación de todas sus partes.  Esto con el objetivo de que los trabajadores utilicen las protecciones en la forma correcta y no la modifiquen a su gusto personal, además se debe constatar de que las usen durante todo el período de trabajo.
Prevención

La prevención se logra mediante:



Equipos anticaídas:



Corresponden a los cinturones o arnés de seguridad. Estos se deben usar:
-    en todo trabajo en altura con peligro potencial de caída.
-    donde no existan medios de protección colectiva que garanticen la seguridad del operario.
-    en las cercanías de una excavación, de un pozo o de una galería con inclinación peligrosa, o allí donde las protecciones colectivas contra caídas hayan sido momentáneamente retiradas.
-    para trabajar sobre tejados o en demoliciones, en encofrados o en plantas elevadas.
-    para engrasar o reparar grúas, y trabajando en andamios.
-    para trabajar en el interior de espacios cerrados (tanques, depósitos, etc.) debe utilizarse un arnés de seguridad cuya cuerda controlará un compañero desde el exterior, de modo que se pueda proceder al rescate en caso de emergencia.
Postura de los equipos anticaídas:
-    Antes de subir al puesto de trabajo el usuario debe ponerse el arnés o cinturón lo suficientemente ajustado, para que en caso de caída no pase a través de él.  Debe mantener una extremidad de la cuerda libre de las manos, con el objeto de poder engancharla a un punto fijo y resistente.
-    Antes de engancharla en un punto fijo, se debe tener presente que el cinturón es capaz de sostenerlo.


Andamios:



-    El montaje y desmontaje debe ser realizado por personal calificado y bajo la supervisión un encargado competente. Los elementos que constituyen el andamio deben estar en perfecto estado de conservación.
-    Se debe prohibir la circulación de personas bajo el montaje,  desmontaje y uso del andamio.
-    Es muy importante inspeccionar el andamio antes de iniciar cualquier trabajo y todas las mañanas antes de comenzar la tarea.
-    No se deben realizar trabajos simultáneos a distinto nivel y en la misma vertical.
-    Las plataformas del andamio tienen que tener una consistencia suficiente. Nunca sobrecargarlas. Deben tener 60cm de ancho y estar diseñadas de forma que no pueda deslizarse.
-    Tienen que tener barandillas exteriores a 90cm de altura con barra intermedia y provista de rodapié de 15cm de alto tanto en el exterior como en el interior.
-    Si llueve o hay vientos fuertes, es recomendable suspender la tarea. En caso de que no se pueda, se deben extremar las condiciones de seguridad.
-    Si dan a la vía pública se puede poner una red mosquitera para evitar caídas u objetos al exterior

Escaleras de mano:



-    Las escaleras de madera deben ser revisadas antes del uso, comprobando que los largueros son de una sola pieza y los peldaños están ensamblados.
-    Rechazar todas las escaleras con reparaciones provisionales o escaleras pintadas.
-    El apoyo inferior se pueden poner dispositivos antideslizantes.
-    Nunca se debe trabajar con los pies en el tercer peldaño superior o por encima.
-    Cuando se sube o se baja por la escalera, se debe hacer de cara a la misma y con las manos libres herramientas.  Las herramientas se deben poner en los cinturones adaptados para ello.
-    No subir pesos superiores a 25 Kg.
-    No se utiliza las escaleras para improvisar andamios o pasarelas, ni para transportar materiales.
-    Se guardan en posición vertical u horizontal, pero siempre fijadas.

Intoxicaciones



La intoxicación es un tipo de accidente laboral muy frecuente, dentro de las cuales las más comunes son causadas por:
-    Plomo.
-    Monóxido de Carbono.
-    Plaguicidas.

Intoxicación por Plomo



El plomo es un metal natural de alta densidad y resistente a la corrosión. Se encuentra en compuestos de uso tan común como las gasolinas y el carbón.
La intoxicación por este elemento tiene lugar cuando se absorbe por inhalación o ingestión. En adultos se considera como nivel toxico una concentración de plomo igual o mayor a 25 Ug/ 100 ml.

Tipos de industrias en las que prevalece la exposición al Plomo:
-    Manufactura de baterías.
-    Fundiciones de latón, cobre, o plomo.
-    Reparación de radiadores.
-    Demolición.
-    Soldadura con plomo.
-    Desforrado de cables.

Fisiopatología:



Una vez que el plomo ingresa al organismo, ya sea por vía respiratoria o digestiva, se une a los glóbulos rojos en el torrente sanguíneo y es incorporado a la matriz ósea de manera similar al calcio, y además interfiere con la actividad de numerosas enzimas tales como las encargadas de la síntesis del grupo HEM, y de la síntesis de proteínas y ácidos nucleicos.
La vida media del plomo en el organismo es de aproximadamente 10 años, luego de este tiempo es movilizado de los depósitos óseos y es excretado por vía renal. Es por eso esto último que con el pasar del tiempo en personas expuestas a plomo se observa fracturas óseas y osteoporosis.

Manifestaciones clínicas:



-    Asintomático.
-    Sintomática: Fatiga, mialgia, dolor abdominal difuso, estreñimiento, nauseas, baja de peso, cefalea, temblor,  dificultades para concentrarse, cólicos intensos, parálisis, encefalopatía.
-    Si hay afección renal la presión arterial sube, cuando la intoxicación es por vía digestiva, suele dejar una línea azul grisácea en la mucosa bucal llamada “línea de plomo”.

Exámenes:



-    Nitrógeno ureico.
-    Creatinemia.
-    Concentración serica de plomo.
-    Concentración serica de hierro.
-    Orina completa.

Tratamiento:



-    Alejar al paciente de la fuente.
-    Alimentación rica en hierro y calcio.
-    Tratamiento anemia.

Intoxicación por plaguicidas



Uno de los pilares de la economía nacional es la agricultura, por lo tanto los pesticidas se posicionan dentro de los primeros lugares de los agentes causales de intoxicación en Chile.
Los plaguicidas son sustancias usadas para prevenir, mitigar o repeler las plagas (insectos, roedores, hongos, malezas, etc.) es un término amplio que abarca desde insecticidas hasta herbicidas.
La intoxicación por plaguicidas ocurre principalmente por vía dérmica, es segundo lugar por inhalación luego por ingestión y al ultimo por vía transplacentaria. Los productos mas usados son los carbamatos y los organo fosforados, el DDT, el Lindano.
-    80- 90% de los plaguicidas se utilizan en operaciones agrícola-comerciales.
-    10- 20% par el control de de plagas en estructuras, horticultura, casa y jardín.

Situaciones de riesgo:



-    preparación y dilución de pesticidas.
-    trabajador agrícola.
-    trabajador de urgencia.


Tipos de plaguicidas:



DDT y Lindano:



Actúa principalmente a nivel del cerebelo y corteza del Sistema Nervioso Central alterando la permeabilidad de la membrana celular.

Manifestaciones 



Hiperexitabilidad, temblores, debilidad muscular, vómitos, convulsiones, excitación motora, diarrea, polipnea que conduce a bradicardia.

Tratamiento



- Por contacto: Lavado de piel, ducha copiosa, recordar siempre protegerse.
- Ingestión: Ipeca y/o lavado gástrico con carbón activado, oxigenoterapia,
anticonvulsionantes ( diazepan 10 mg en Adulto).

Órganos fosforados y carbamatos:



Ambos son pesticidas se uso frecuente en la agricultura, los órganos fosforados mas usados son Marathion y Parathion, estos productos producen inhibición irreversible de la colinestaerasa.
Por otro lado están los carbamatos, un ejemplo de esta especie de pesticidas es el Carbamaryl, este tipo de producto produce inhibición temporal y reversible de la colinesterasa.

Fisiopatología



Al ingresar el producto al organismo es transportado vía sanguínea al sistema nervioso en donde inhiba la acción de la colinestaerasa ya sea de forma irreversible o reversible, produciendo síntomas y signos colinergicos por acumulación de acetilcolina. En el caso de los carbamatos no se producen efectos a nivel del sistema nervioso central ya que este tipo de productos no atraviesa la barrera hematoencefalica a diferencia de los órganos fosforados que si logran atravesarla.

Manifestaciones



Los signos y síntomas clínicos de intoxicación por estos productos se dividen en tres grados o etapas:

I grado:


-    Anorexia.
-    Cefalea.
-    Debilidad muscular.
-    Temblor de lengua y parpado.
-    Alt. De la agudeza visual.

II grado:


-    Nauseas.
-    Vómitos.
-    Salivación.
-    Lagrimeo abundante.
-    Diaforesis.
-    Cólicos abdominales.
-    Bradicardia.
-    Fasciculaciones musculares.

III grado:


-    Diarrea abundante.
-    Miosis.
-    Dificultad respiratoria (EPA).
-    Cianosis.
-    Relajación de esfínteres.
-    Convulsiones.
-    Coma.
-    Trastornos en la conducción atrio - ventricular.

Tratamiento


-    Intubación.
-    Oxigenoterapia en altas concentraciones.
-    Atropina hasta obtener signos de intoxicación atropinica.
-    Lavado gástrico.
-    Administración de antídoto, pralidoxina 1gr cada 12 horas.

Hidrocarburos



Se dividen en dos sub-grupos:

1.    Tóxicos:

benceno, tolueno, xyleno, vehículos de pesticidas.

2.    No tóxicos:

derivados del petróleo.

Estos productos se caracterizan por ser sumamente volátiles por lo cual es fundamental la protección del personal y evitar por sobre todo que el paciente vomite ya que eso podría llevarlo a una neumonitis química aspirativa, es por eso que además el control radiológico es vital para realizar el tratamiento adecuado.

Manifestaciones:


-    Fiebre.
-    Tos.
-    Sibilancias.
-    Estertores.
-    Polipnea.
-    Cianosis.
-    Náuseas.
-    Vómitos.
-    Diarrea.
-    Hipotonía.
-    Hiporreflexia.
-    Sopor.
-    Coma.

Complicaciones:


-    Neumonitis química.
-    Edema pulmonar.
-    Hemorragia pulmonar.
-    Neumonía bacteriana sobre agregada.


Intoxicación con monóxido de carbono



El monóxido de carbono es un gas inodoro no irritativo producido por la combustión incompleta de sustancias que contienen carbono.
Su mecanismo de acción es como asfixiante químico ya que compite con el oxigeno por los sitios en que este se une con la hemoglobina. El monóxido de carbono tiene una afinidad con la hemoglobina 200 veces mayor que la afinidad del oxigeno con la misma.

Factores de riesgo:


-    Bomberos.
-    Empleados de estacionamientos cerrado o mal ventilados.

Manifestaciones clínicas


-    Asintomático.
-    Cefalea.
-    Lipotimia.
-    Disnea.
-    Trastornos visuales.
-    Síncope.
-    Coma.
-    Convulsión.
-    Angina.
-    Infarto cerebral, IAM, hipoxemia tisular.
-    Daño fetal.
-    Secuelas múltiples.
-    Muerte cuando la exposición es por más de una hora.

Tratamiento:


-    Alejar a la persona de la fuente de exposición.
-    Oxigenoterapia en altas concentraciones  (mascarilla al 100%, intubar en pacientes inconscientes).
-    Uso de cámara hiperbarica: si el nivel de carboxihemoglobiana es entre 30 y 35% la indicación es relativa, si el nivel de carboxihemoglobina es igual o mayor al 40% la indicación es absoluta.
-    Prevenir y tratar el edema cerebral.
-    En caso de convulsiones: Diazepam o Fenitoína.


Violencia relacionada con el trabajo



Se define como la muerte, el ataque o el acto agresivo de golpear con manos o pies, empujar o rasguñar, el ataque sexual consumado o tentativo con o sin arma, y cualquier otra acción agresiva, como el ataque físico o verbal contra el trabajador por un paciente, cliente, familiar, compañero o socio durante el desarrollo de las actividades laborales o a consecuencia de éstas, y que resulta en la muerte, lesión física o daño mental.

Incidencia y etiología:



Gran parte de los actos violentos ocurridos en el sitio de trabajo no se denuncian
Las tasas de homicidio más elevadas corresponden a los taxistas, empleados de tiendas de licores, despachador de gasolinería, dependiente de tienda de abarrotes y trabajador de la salud (personal de servicio de urgencia, de salud comunitaria y personal psiquiátrico).

Existen 3 tipos de incidentes violentos en el sitio de trabajo (según La OSHA):

Tipo I:

actos violentos poco comunes que casi siempre llevan a la muerte. Por lo general son agresores desconocidos sin relación con el sitio de trabajo que llevan a cabo un acto violento, generalmente durante un asalto. Las actividades laborales de riesgo son aquellas en que hay contacto cara a cara con el público, como el intercambio de dinero o bienes; cuando hay acceso a fármacos; un trabajador solo en un local y el trabajo nocturno.

Tipo II:

son los actos violentos más frecuentes en el trabajo y los que con mayor frecuencia consisten en ataques no letales. El atacante es alguien que recibe un servicio proporcionado por la víctima de la violencia y, por lo tanto, tiene una relación legítima con el ambiente de trabajo. Una institución de atención de la salud es un buen ejemplo de ambientes favorables a este tipo de acto violento. Entre los factores de riesgo se incluyen ocupaciones orientadas a los servicios, acceso abierto al sitio de trabajo, trabajar solo con los clientes o de noche, y las visitas domiciliarias realizadas por un trabajador solo.

Tipo III:

corresponden a los ataques perpetrados por alguien que tiene que ver con el lugar de trabajo. Puede tratarse de un compañero, supervisor o conocido, o el cónyuge de uno de los empleados. La variable causante suele ser la venganza, en cuyo caso los atacantes se consideran tratados injustamente o víctimas de una situación insatisfactoria. Un ejemplo es cuando un ex-empleado ataca a su ex-supervisor en venganza por haberlo despedido.

Manifestaciones clínicas:



El riesgo de que una persona ejerza violencia es difícil de predecir pero nos orientan a que se podría cometer un acto violento cuando el atacante presenta: agitación, amenazas verbales, abuso de alcohol u otras drogas, acceso a un arma y antecedentes de comportamiento violento.

Tratamiento clínico:



-    El primer paso es la valoración del sitio de trabajo  y de las tasas de violencia en la comunidad.
-    El lugar de trabajo debe ser inspeccionado para valorar las medidas de seguridad y los sitios de violencia potencial, por ejemplo con escasa visibilidad, ventanas y puertas sin cerradura, así como áreas de trabajo aisladas.
-    Deben diseñarse medidas de control.
-    Compromiso de la dirección de que no se tolerarán amenazas ni hostigamiento verbal ni sexual en el lugar de trabajo.
-    Todos los trabajadores deben ser instruidos acerca de las políticas y los procedimientos de seguridad en el lugar de trabajo.

CONCLUSIÓN



Tras la realización de este trabajo podemos concluir que es necesaria una educación enfocada a la prevención de los accidentes laborales.

Primero se debe comenzar por la entrega de una información detallada de los derechos y deberes, tanto de los empleadores como de los trabajadores, para lograr un ambiente laboral de confianza y seguridad. Un papel muy importante le corresponde a los sindicatos de trabajadores, pero sin olvidar el interés personal de cada trabajador en lo que respecta a las condiciones laborales en las cuales se haya inserto.

A continuación se hace necesaria una educación de salud constituida por cursos, talleres, reuniones enfocadas a las diversas áreas laborales con sus respectivas características de seguridad. El papel de la enfermera es clave para acercar la información de una manera simple y, a la vez, integral de las necesidades de los trabajadores.

Con la creación de la Asociación Chilena de la Seguridad, Mutual de Seguridad y el Hospital del Trabajador se han logrado satisfacer estas necesidades según la realidad de cada ambiente laboral.

El tema de la productividad está muy presente en la implementación de diversos planes, ya que muchos estudios enfocados a los accidentes laborales tienen como resultado el “costo-beneficio” de políticas de seguridad, ya que el costo social, económico, familiar, etc. es mucho mayor que el esfuerzo desplegado en la educación a los sectores laborales para la prevención de éstos.

Se debe comenzar una educación masiva en lo que respecta a la comprensión de las diversas leyes aplicadas a la seguridad en el ejercicio profesional. La enfermera también debe estar capacitada en esta área para educar eficazmente a la población.


FUENTES DE INFORMACIÓN



-    Luckmann, Saunders. “Cuidados de Enfermería” Vol II capítulo 38. 1ª edición,año 2000. Mc Graw Hill. México
-    www.achs.cl
-    www.mutualdeseg.cl
-    www.paritarios.cl
-    www.conasida.cl
-    www.scielo.cl
-    www.inp.cl
-    www.riesgoslaborales.cl
-    www.saludvald.cl/normas_iih/NORMA%209.htm

Autor:

Monikita





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License