Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Comunicación interpersonal parte 3 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




El ejemplo de “Las vírgenes suicidas”


Tanto el libro “Las vírgenes suicidas”, de Jeffrey Eugenides, como la película de Sofia Coppola basada en la novela, muestran fuertes problemas de comunicación de las protagonistas (en este caso, cinco hermanas: Cecilia -13-, Lux -14-, Bonnie -15-, Mary -16- y Therese -17-) con sus padres, que derivan en ciertas patologías con trágico resultado.
Ambientada en los 70, los Lisbon son una familia católica de un barrio suburbial del estado de Michigan, ven su existencia alterada por el primer episodio de “Las vírgenes suicidas”, en el que la hermana menor, Cecilia, de 13 años, intenta suicidarse. Los padres se muestran visiblemente sorprendidos por ese hecho; dan por sentado que sus hijas son felices, no hay razones que demuestren lo contrario.
Cecilia se recupera con rapidez en el hospital, pero al tratarse de un caso de intento de suicidio, un psiquiatra intenta tratarla. El primer diálogo que mantienen es éste:

-¿Qué haces aquí, guapa? Si todavía no tienes edad para saber lo mala que es la vida…
-Está muy claro, doctor, que usted nunca ha sido una niña de trece años-.

El doctor dedujo que la disciplina impuesta en su familia era demasiado estricta, que no existía comunicación entre ambas partes (los padres se limitaban a ordenar) y que las niñas necesitaban más libertad y nuevas experiencias. Las hermanas, cuando se producía algún esporádico encuentro con chicos de su misma edad (siempre ante la presencia de los padres) mostraban una superioridad y descontrol fruto de una inexperiencia impuesta. Los padres acogen con cierto escepticismo los consejos del terapeuta, pero se deciden a organizar una fiesta con los vecinos de la calle. Las otras cuatro chicas, aunque tímidas, se muestran contentas por un nuevo acontecimiento. Cecilia, sin embargo, se mantiene taciturna, y en mitad de la fiesta se marcha, y aprovechando un descuido de sus padres, se suicida, esta vez con éxito.
A partir de entonces, las hermanas se vuelven más retraídas que nunca y sus padres, especialmente la madre, más autoritarios. Cuando uno de los alumnos, Trip Fontaine, comienza a sentirse atraído por la ahora hermana menor (Lux), hace todo lo posible por conquistarla: es invitado a su casa a ver la televisión, en el colegio la acompaña a todas partes… Sin embargo, el chico, famoso por sus conquistas femeninas, quiere pasar todo su tiempo con ella.
En pocas semanas se celebrará un baile en el colegio, por lo que Trip pide permiso al padre de Lux (profesor en el colegio) para llevarla. El padre, muy amablemente, le explica que la política de su familia es muy estricta respecto a esos temas, pero, ante la insistencia del muchacho, accede a hablarlo con su mujer, y aunque a regañadientes, acceden.
Trip consigue otros chicos para que acompañen a las otras hermanas, con ciertas condiciones: el padre siempre estará presente, irán en un solo coche y en grupo, volverán a las once y las chicas llevarán vestidos largos y amplios.
Tanto por la vestimenta como por su comportamiento, las hermanas parecen fuera de lugar. Y, sin embargo, todas declaran haber pasado el mejor rato de su vida. Al finalizar la noche, Trip convence a Lux para que vayan al campo de fútbol, donde mantiene relaciones con ella, mientras los demás chicos llevan a las otras hermanas a casa. Al amanecer, Lux se despierta sola; Trip se ha ido. Cuando vuelve a casa, las primeras palabras que oye son:

-¿Estás bien, cariño?- dice el padre.
-¿Dónde has estado? ¿Dónde has estado?- dice la madre.

A partir de entonces, la madre impone un régimen de aislamiento en exceso severo: las hermanas dejan de ir a la escuela y son recluidas en casa, sin ningún contacto con el exterior. Poco después, Lux empezó a mantener relaciones sexuales en el tejado. Sus parejas afirmaban que el sexo era para ella una necesidad, a pesar de que solía parecer ausente. El doctor que había tratado a Cecilia, comentó que la promiscuidad de Lux era una reacción normal frente a una necesidad emocional.
-Los adolescentes buscan el amor donde lo encuentran- decía en sus artículos-. Lux confundía el acto sexual con el amor. El sexo se convirtió para ella en sucedáneo del consuelo que necesitaba después de suicidarse su hermana-. Una patología derivada de la comunicación que no existía entre ella y sus padres.
Poco después, llamaron a los muchachos que habían asistido a su primera fiesta, que estaban fascinados por ella, para pedirles ayuda para huir. Enseguida accedieron, pero, la noche en que fueron a buscarlas, las encontraron muertas
El suceso tuvo mucha repercusión y no sólo en la población, sino en todo el país. ¿Cuáles fueron las causas del suicidio?. Muchos echaron la culpa a sus padres, otros a los primeros amores incomprendidos… Pero no consideraron que los problemas adolescentes fueran una causa tan fuerte como para que sopesaran el suicidio.
Los padres de las muchachas se mudaron de ciudad. Nunca encontraron la causa de los suicidios, ni supieron ver el papel que tuvieron en la vida de sus hijas, de ver la comunicación paradójica -y unilateral- que mantenían con sus hijas. De hecho, la madre afirmó:

-A ninguna de mis hijas le faltó cariño. En nuestra casa abundaba el cariño-.

El destinatario, en este caso las hermanas, se encuentra en desacuerdo con el mensaje, pues los emisores han creado una situación en la que el mensaje presenta tal formulación que es prácticamente imposible acomodarse a él. Toda persona forzada a tener ese comportamiento se encuentra una posición insostenible, y sin ni unos ni otros saber cómo solucionar esta paradoja, sólo encuentran la solución de suicidarse.

Prescripción del síntoma



Existen dos tipos de paradojas:

-  De cierre: paradojas anteriores
-  De apertura: producen un cambio en el paciente.

Milton R. Erickson, en “Mi voz irá contigo”, plantea:
Reforzar el síntoma que se presenta para colocarlo en una situación paradójica, que hace que el paciente cambie el síntoma: introducirlo en una paradoja de apertura que desbloquea y provoca un cambio en el sujeto: haga lo que haga, se produce un cambio.
La teoría de la comunicación concibe a un síntoma como un mensaje no verbal: no soy yo quien quiere o no hacer esto, sino algo fuera de mi control (mi esposa, la educación recibida, la mala visión, el alcohol). La prescripción del síntoma es una aplicación utilizada por Paul Watzlawick en “Cambio”:

El Cambio de Watzlawick



P. Watzlawick, en “Cambio”, plantea: Dos son los cambios posibles en un sistema:

-  CAMBIO 1:

consiste en una modificación de la interacción en el interior del sistema. El cambio uno se produce cuando el sistema cambia sus pautas de comunicación o algunas normas relacionales que no le hacen perder su naturaleza e identidad.

-  CAMBIO 2:

consiste en una transformación del mismo sistema. Es decir, en su reorganización, apareciendo un sistema diferente, nuevo. S un cambio sistémico.

Según Watzlawick un sistema que pasa por todos sus posibles cambios internos sin que se verifique en él un cambio sistémico, es decir, un cambio 2, puede considerarse que se enzarzará en un juego sin fin, y sin solución. No puede generar desde su propio interior las condiciones para su propio cambio; no puede producir las normas para el cambio a partir de sus propias normas.
La resolución profunda de un problema psicológico u otro, pasa por un CAMBIO 2.
Las terapias clásicas se sitúan sobre el Cambio 1, centrándose en un solo elemento: el síntoma.
Con el Cambio 2, se actuaría sobre todo el sistema, porque la terapia anterior no siempre es efectiva, dando otra nueva configuración, naturaliza: propuestas creativas, otros ángulos, fuera de esquemas establecidos.
Su propuesta es: la prescripción del síntoma como método terapéutico: similar a la paradoja de apertura. Convertir algo involuntario en voluntario.
El síntoma como comunicación, ya mencionado antes: Plantear la solución de la metacomunicación, pero no siempre es posible, por los contextos sociales.
-  Que los dos sujetos dependan fuertemente el uno del otro, y que la relación tenga gran valor.
-  Situación que se dé de forma prolongada y reiterada en el tiempo.
-  Que se dé la doble coacción y contradicción.
-  Que la situación resulte para el sujeto sin escape, impuesta como una realidad pragmática de la que no puede huir.

Otros contextos de las paradojas que no derivan en patologías: contextos familiares determinados, laboral… La solución viene a través de metacomunicar (los contextos), de la construcción de discursos no lineales en los que se dé varias situaciones, diferentes puntos de vista…

TEMA 4: ASPECTOS PRAGMÁTICOS DE LA COMUNICACIÓN VERBAL. SIGNIFICADO E INTERPRETACIÓN.



Significado no convencional



La comunicación se utiliza a veces con significa no convencional. Para salvar la literalidad de estos términos es necesario contextualizar la comunicación. Las palabras se utilizan a veces con un significado distinto al académico, significado que depende de quien comunica, el contexto y la situación comunicacional en las que se desarrolla y a quién va dirigido.
Por tanto, las palabras significan una cosa u otra en función del contexto. Las palabras son principios sociocomunicativos, no únicamente reglas lingüísticas, más allá de su mera literalidad.


Sintaxis y contexto



El orden sintáctico de un enunciado no tiene por qué variar la semántica del mismo; añade matices de interpretación, pone énfasis en una información u otra en cada caso. Cada orden es adecuado a un contexto concreto.

Contexto y deixis



El contexto ayuda a interpretar comunicaciones no del todo claras o poco explícitas. Los elementos deícticos sirven para descodificar elementos del contexto. Existen elementos deícticos de lugar, tiempo, persona o sociales, que codifican las relaciones entre personas.

Componentes básicos



Aunque hay varias posibles clasificaciones, hay seis componentes básicos en la comunicación:

- Emisor: Es el que da la información, y el que codifica el mensaje. Los factores que influyen en él son las habilidades comunicativas, sus actitudes, su nivel de conocimiento y el sistema sociocultural.
- Codificador: es la manera de comunicar algo.
- Mensaje: es el conjunto de ideas que se codifican de acuerdo a los códigos que se utilicen. Puede ser verbal o no verbal.
- Canal: es el medio físico por el que se transmite un mensaje. Hay dos tipos: directos o indirectos.
- Descodificador: restituye a su forma original informaciones codificadas.
- Receptor: es el que recibe, asimila la información. Debe haber atención por su parte, el uso del mismo código y del mismo nivel y retroalimentación.

EMISOR



Hay varios tipos de habilidades comunicativas verbales. Dos son codificadoras, hablar y escribir. Otras dos son descodificadoras, leer y escucha. La última es la reflexión o pensamiento. Hay dos maneras de determinar la fidelidad en la habilidad comunicativa:

1.    Afectan la capacidad analítica en nuestros propósitos, es decir, las capacidades para expresar algo cuando uno se comunica.
2.    Afectan la capacidad para codificar mensajes que expresan nuestra intención.

Estos dos puntos son muy importantes porque de ellos depende que el mensaje sea codificado o descodificado perfectamente. Por ejemplo, es necesario tener una buena ortografía para un mensaje escrito. Dentro de estos puntos entra el pensamiento, el cual necesita de símbolos mentales e imágenes. El pensamiento es una manipulación de símbolos, unidades, imágenes que están ligadas a las experiencias vividas. Si el lenguaje de una persona es muy amplio o en su defecto muy limitado, determina en parte lo que la persona ve, lo que piensa y sus tomas de decisiones.

Las actitudes son un punto muy importante en cómo afectan las formas de la comunicación de la fuente hacia el receptor. Existen tres tipos que son los más utilizados en las situaciones de la comunicación:

1.    Actitud hacia sí mismo: las actitudes tomadas por uno mismo ya sean positivas o negativas afectarán la forma en como nos comunicamos.
2.    Actitud hacia el tema que se trata: consiste en cómo las actitudes de dicho tema se ven reflejadas en quién lo está tratando; si  un comunicante no se cree el tema es difícil que transmita una buena comunicación.
3.    Actitud hacia el receptor: determinan la efectividad que existe o no hacia el receptor y  afecta en la comunicación si no hay efectividad.
El nivel de conocimiento es un punto primordial para que el mensaje sea bueno o malo. No se puede hablar de lo que no se sabe, debe haber un equilibrio en el nivel de conocimiento tanto del emisor como del receptor para que el mensaje sea recíproco y así pueda ser entendido por ambas partes. Sin embargo, el papel más importante lo tiene el emisor porque debe saber de lo que está hablando y al mismo tiempo debe saber cómo enseñarlo o explicarlo.
Todos los seres humanos estamos influenciados por algo o por alguien, lo se llama un sistema sociocultural. Para tener influencia sobre alguien es importante tener en cuenta las habilidades, actitudes y conocimientos de la persona a la que queremos comunicarle un mensaje. La situación en el sistema social es conocer un contexto cultural en donde se desenvuelve dicha persona para poder influir en ella
El sistema sociocultural del emisor y del receptor es importante porque si éste no es el mismo, no podrán entenderse. Por ejemplo, cuando hay una diferencia muy marcada de clases sociales entre dos personas, difícilmente podrá haber una comunicación entre ellas.

DESCODIFICADOR - RECEPTOR



El emisor necesita de un receptor que a su vez haga de descodificador para que el proceso se pueda realizar, no se cuenta con un principio ni con un fin. La comunicación puede ser intergrupal y también intrapersonal. La comunicación inversa es emisor - receptor, receptor - emisor.
Para que exista una buena comunicación el receptor necesita saber escuchar, saber leer y saber pensar. La forma en cómo el receptor va a entender el mensaje depende de sus habilidades comunicativas, sus actitudes, su nivel de conocimiento y su cultura,  las mismas que necesita el emisor para dar el mensaje.
Si el receptor no conoce el código con el que se le da el mensaje no se puede entender, todo va a intervenir en como el receptor va a recibir el interpretar el mensaje, por lo tanto el receptor juega un papel sumamente importante en el proceso de comunicación.
Cuando el mensaje que recibió es lo que quería el emisor, se le pueden dar dos enfoques:

1.    Monódico: se define con respecto a una persona, objeto sin relación alguna.
2.    Diádico: pone énfasis en las relaciones y no es sólo de una persona.

MENSAJE



El mensaje contiene tres factores: código, contenido y tratamiento.
El código es todo grupo de símbolos que puede ser estructurado de manera que tenga algún significado para alguien. La música y la pintura son códigos. Cuando se codifica un mensaje se tiene que decidir ¿qué código?, ¿qué elementos?, ¿qué estructuración de  los elementos?.
El contenido del mensaje es el material que previamente ha sido seleccionado por el emisor para emitir su propósito.
El tratamiento depende de cómo emita el emisor el mensaje y cómo lo reciba el receptor. La fuente de comunicación se transmite para lograr que el receptor haga o acepte algo.

CANAL


Es el medio por el cual se puede llevar a cabo la comunicación. Son formas de codificar y descodificar el mensaje. Es un vehículo de mensajes o un medio de transporte, como por ejemplo las ondas sonoras, las ondas luminosas, el radio, la televisión, el teléfono, las películas, etc.
Cuando se inicia la comunicación, el emisor selecciona el canal, que le indica si puede conseguir lo que quiere o si es aceptado o no por la gente. Los canales de comunicación son las habilidades del codificador (emisor) y del descodificador (receptor). Es importante porque une al emisor con el receptor y permite que haya una comunicación.

Otra posible clasificación de los elementos comunicativos está en función del carácter de los mismos:
-  Objetos de carácter material: emisor, destinatario, enunciado, situación y contexto.
-  Objetos de carácter no material: Información pragmática, intención comunicativa y distancia social.

La situación comunicativa son las coordenadas espacio-temporales, que nunca tienen carácter neutro, sino que tiene una serie de normas y pautas tácitas que influyen en la comunicación.
La información pragmática la forma todo lo que constituye el universo mental del sujeto. La cultura compartida es el común denominador que permite los intercambios comunicativos. Es común a todos en parte, pero cada individuo tiene sus propios elementos de cultura: las imágenes preconcebidas de los otros, su información pragmática propia, la compartida por ambos comunicantes…
La intención comunicativa es la intencionalidad de la propia comunicación, la recuperación de la intención comunicativa del emisor.
La distancia social es la relación que guardan las personas en función de que forman parte de una sociedad o grupo social, para codificar los enunciados (las fórmulas de tú, usted, etc.).

Significado e interpretación



Significado e interpretación son conceptos distintos. La interpretación la hacen los sujetos de conceptos concretos en situaciones concretas. El significado se explica desde la semántica.
Comunicar no es sólo codificar y descodificar, sino también producir e interpretar la información de forma razonable y contextualizada, ir más allá de lo puramente lingüístico. La interpretación está en función del significado (codificar la expresión), de la información pragmática que poseen los comunicantes, y de la intención comunicativa (del emisor recuperada por el receptor) teniendo en cuenta el contexto y completando la información si es insuficiente o ambigua.

Competencia lingüística:

conocimiento y manejo de las reglas lingüísticas

Competencia pragmática:

capacidad de producir e interpretar información razonada y contextualizadamente. El uso, con elementos no sólo lingüísticos, se aprende en el contexto.

Principio de cooperación



Formulado por H. P. Grice. Todas las personas son seres comunicativos y cooperativos, haciendo que la aportación de cada una sea adecuada para que la comunicación sea inteligible. Si no, la misma sería inviable. Este principio se sostiene por medio de 4 máximas:
-  Máxima de cantidad: proporcionar toda la información necesaria pero no más de la misma para una buena comunicación.
-  Máxima de cualidad: proporcionar información verdadera o presuntamente verdadera (para el sujeto que comunica).
-  Máxima de relación: proporcionar información pertinente y relevante para los propósitos de la comunicación.
-  Máxima de modalidad: la manera en que se dice la información, el cómo, concisión, ausencia de ambigüedad…

Implicatura



La implicatura son los contenidos  implícitos de la comunicación, lo que no se expresa más allá de la literalidad de las palabras. Entre lo expresado y lo comunicado hay una distancia cubierta por la implicatura. Por lo tanto, se establece que

Lo comunicado = lo expresado  +  lo implícito

Las implicaturas convencionales son las que derivan de las máximas anteriores: cantidad, cualidad, relación y modalidad. Existen dos tipos de implicaturas:
-  Particularizas: dependen directamente del contexto, como los contenidos implícitos en la máxima de relación.
-  Generalizadas: no dependen del contexto.

Explicatura



La explicatura está contenida en los explicitado, lo expresado. Esto se da a menudo en los términos polisémicos: se debe recuperar lo explícito para saber qué se comunica.

De esto, se deducen 3 pasos en la obtención del significado.
1.    Contenido de los enunciados: la semántica
Para saber qué se comunica: la explicatura
2.    Lo dicho
Entre lo dicho y lo comunicado, el contenido lo explica la implicatura
3.    Lo comunicado

Procesos de comunicación publicitaria en el diseño del plan publicitario de la multinacional Pepsi Cola:

a)    Intencionalidad:

En el caso de la multinacional Pepsi Cola, sería aumentar sus ventas.

b)    Emisor:

El emisor es reconocido como Pepsi Cola internacional, empresa multinacional cuya presencia se extiende a los cinco continentes y es la principal competidora a escala mundial de la Coca-Cola.

c)     Mensaje:

Pepsi Cola ideó muchos mensajes cuyo contenido fue diferente en cada uno de ellos, pero que mantenían una frase o eslogan. En los años 70 y 80, el mensaje difundido por esta empresa trataba de señalar a la audiencia, una nueva opción alternativa a la tradicional Coca Cola, remarcando diferencias generacionales. El mensaje que acompañaba a todo aviso publicitario como eslogan, en ese tiempo, fue: “Pepsi, el sabor de la nueva generación”. Y al pasar de los años Pepsi ha cambiado su publicidad, en la actualidad llevan el eslogan de “Next Generation”

d)    Canal:

Los medios utilizados por la empresa son las emisoras radiales, las vallas publicitarias en las calles y avenidas, la prensa escrita, pero los más utilizados son los canales de televisión y el Internet.

e)    Receptor:

Pepsi se dirige a los consumidores jóvenes. En su mensaje “next generation” la audiencia-meta eran los jóvenes que nacieron en una generación x. En sus nuevos anuncios publicitarios no se dirige específicamente a una sola generación de consumidores sino que trata de llegar a toda la audiencia juvenil, adolescente e incluso infantil con su mensaje “pide más”.

f)    Resultado:

El impacto producido en tales audiencias es completamente variado. Si tomamos como criterio de evaluación el comportamiento de compra de los consumidores, según el nivel de ventas, en muchos países Pepsi adelantó muchísimo.

COMENTARIO DE LOS LIBROS



-  “Teoría de la comunicación humana”, de varios autores.


Este libro teoriza su rechazo del modelo imperante (lineal, conductista, basado en el estímulo-respuesta) para fomentar un modelo circular retroactivo, en el que el receptor es tan importante como el emisor, se pide al investigador un esfuerzo descriptivo de la situación global (y no solamente de unas pocas variables).El libro propone la idea de comunicación como proceso social permanente, que incorpora la palabra, el gesto, la mirada, la canción…
En esta obra ya clásica de Watzlawick, Beavin y Jackson, “Teoría de la comunicación humana”, se enumeran algunas PREMISAS BÁSICAS para entender mejor ésta, ya expuestas anteriormente:

A) La imposibilidad de no comunicar:

a) Rechazo de la comunicación
b) Aceptación de la comunicación
c) Descalificación de la comunicación
d) Fingir no poder comunicarse

B) Toda comunicación implica un compromiso, y por ende, define la relación:
C) La puntuación de la secuencia de hechos:
D) Comunicación digital y analógica:
E) Todos los intercambios comunicacionales son simétricos o complementarios, según estén basados en la igualdad o en la diferencia.

a) Escalada simétrica
c)    Complementariedad rígida

La nueva comunicación, los juegos y ¿Quién teme a Virginia Woolf?



Todas estas premisas están establecidas en la obra de Edward Albee “¿Quién teme a Virginia Woolf?”, Aplicadas, además, a los juegos de la teoría del Análisis Transaccional en la comunicación interpersonal, formulada por Eric Berne en los 50. Esta teoría estudia las estructuraciones de conducta y su influencia en las relaciones interpersonales, y el establecimiento de transacciones, intercambios de estímulos en las relaciones.
Los juegos que Albee introduce en su obra son transacciones complejas, que producen cambios en los estados de ego de las personas que participan en el juego. Éste es un ceremonial pasatiempo, ceremoniales asociados a temas o situaciones que duran más tiempo.
Estos juegos psicológicos son angulares y presentan cambios extraños en los estados de ego: cambios cruzados. Es una transacción compleja con un resultado previsto, una motivación oculta, una serie de trucos y trampas y un saldo (pago) final. La situación falsa que se crea se denomina timo y se inicia por medio del interruptor del juego, activado por la víctima para aclarar la situación del timo que el jugador no quiere aclarar. El pago es la reacción que se produce al descubrir el timo.

Existen varios tipos de juegos (sociales y criminales, principalmente), pero en esta obra teatral predominan los juegos maritales o sexuales, ya que sus jugadores son un matrimonio. Martha y George juegan a variaciones de conocidos juegos establecidos, como el de “violación” (temor a la soledad), “el rincón” (temor a la intimidad; en éste se produce el Doble Vínculo) y, sobre todo, “peleen los dos”, que también implica un temor a la intimidad y un Doble Vínculo. Es importantísimo, además, el juego acerca de su hijo imaginario, juego de invención propia.
En resumen, la obra se centra en un matrimonio maduro que sobrevive en el estadio de humillación e insulto, que invita a una joven pareja. Entre la madura mujer y el joven esposo hay un “lío”, pero en la cena nada de eso va a importar, porque de lo que se trata es de jugar, jugar para ver quién es el más fuerte, quién es capaz de soltar el peor insulto, el peor improperio, sólo con la intención ridiculizar. Pero si los viejos ya están curtidos en esas lides tras muchos años de soportarse mutuamente, los jóvenes harán un terrible descubrimiento sobre sí mismos y es que el amor, en los tiempos que corren, no vale la pena. Demasiado esfuerzo para tan pocas compensaciones.

-  “La nueva comunicación”, de Y. Winkin



En su libro “La nueva comunicación”, el autor, además de analizar los diferentes modelos de sistemas de comunicación (Laswell, Shannon y Weaver, otros integrantes de Palo Alto), reflexiona sobre los postulados de los autores de Palo Alto, del que extrae algunas consecuencias.
El autor considera que de forma continua estamos emitiendo conductas. Nuestras conductas provocan en otros el efecto de un mensaje, de una comunicación. Incluso en aquellas ocasiones que elegimos ” no comunicar”, estamos transmitiendo a nuestro interlocutor lo que sentimos sin expresarlo.
La comunicación transmite una percepción personal del mundo. Lo que piensas, sientes o percibes sobre el entorno, los demás o ti mismo, lo reflejas en tus palabras: estás comunicando. La comunicación es un proceso de influencia MUTUA entre dos o más personas.
Además, el autor señala que para que el mensaje sea eficaz es necesario adaptarlo a quién lo escucha. Es seguro que utilizamos diferentes palabras para hablar con nuestros amigos que para hacerlo con nuestros padres o con un desconocido.
Comunicar es lanzar información (y recibir) dando en el blanco. El fin es cambiar conductas, no conocimientos. Para que la comunicación cambie las conductas, el mensaje debe de ser:
-  Percibido
-  Comprendido
-  Aceptado
-  Integrado

El mensaje es eficaz cuando es intenso, duradero y posee un tono afectivo positivo, agradable. El tono es agradable si el mensaje crea seguridad, simpatía, autonomía. El tono es desagradable si el mensaje genera inseguridad, hostilidad, dependencia.
También incorpora una serie de normas que facilitan y mejoran la comunicación, dados los grandes problemas que pueden surgir durante la comunicación entre dos personas. Podrían resumirse en:
- Mantener el contacto ocular con el que habla.
- Indicar que se escucha diciendo “si” y afirmando con la cabeza.
- No expresar inicialmente el propio acuerdo o desacuerdo. Dejar hablar.
- Dejar pausas para animar al que habla a seguir haciéndolo.
- Resumir de vez en cuando lo que se escucha para comprobar si se ha comprendido o no.
- No menospreciar al que habla o su forma de hacerlo.
- Responder a los sentimientos que están detrás de las palabras. Mostrar que se comprende.

Carroll, L. Alicia a través del espejo



- No sé qué es lo que quiere decir con eso de la “gloria” -observó Alicia.
Humty Dumty sonrió despectivamente.
- Pues claro que no…, y no lo sabrás hasta que te lo diga yo. Quiero decir que “ahí te he dado con un argumento que te ha dejado bien aplastada”.
- Pero “gloria” no significa “un argumento que deja bien aplastado” -objetó Alicia.
- Cuando yo uso una palabra -insistió Humty Dumty en un tono de voz más bien desdeñoso- quiere decir lo que yo quiero que diga…, ni más ni menos.
- La cuestión -insistió Alicia- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
- La cuestión -replicó Humty Dumpty- es saber quién es el que manda… eso es todo.

Este texto de L. Carroll ejemplifica muy bien los conceptos de comunicación digital y comunicación analógica.
La distinción entre los modos de comunicación analógico y digital se basa en la forma en que ocurre la comunicación. El modo digital es denotativo de la forma y es utilizado para compartir información nominal, mientras que el modo analógico es esencialmente icónico y se utiliza para representar directamente el significado. Normalmente utilizamos la comunicación digital cuando compartimos información acerca de objetos o transmitimos conocimientos. Sin embargo, en el área de la relación, utilizamos casi exclusivamente el modo de comunicación analógica.

La comunicación analógica es muy difícil de verbalizar, hasta el punto de que en el caso de una controversia interpersonal respecto a qué significa una particular comunicación analógica, es probable que cualquiera de los dos participantes introduzca, en el proceso de verbalización (traducción al modo digital), la clase de digitalización que concuerde con su imagen de la naturaleza de la relación. Su forma principal es la metáfora. Dada la dificultad de verbalizar las reglas de la relación, estas se manifiestan en conductas que son una metáfora de la relación que uno está viviendo. Todos los mensajes analógicos invocan significados a nivel relaciones, y por lo tanto, constituyen propuestas acerca de las reglas futuras de la relación.
El axioma de la comunicación dice: “Los seres humanos se comunican tanto digital como analógicamente. El lenguaje digital cuenta con una sintaxis lógica muy compleja y poderosa pero carece de una semántica adecuada en el campo de la relación, mientras que el lenguaje analógico posee la semántica pero no una sintaxis adecuada para la definición inequívoca de la naturaleza de las relaciones”. Estos dos tipos de comunicación son: uno por semejanza autoexplicativa y el otro, mediante una palabra.

Los seres humanos se comunican tanto digital como analógicamente. El lenguaje digital cuenta con una sintaxis lógica sumamente compleja y poderosa pero carece de una semántica adecuada en el campo de la relación, mientras que el lenguaje analógico posee la semántica pero no una sintaxis adecuada para la definición inequívoca de la naturaleza a de las relaciones. Las palabras son signos arbitrarios que se manejan de acuerdo con la sintaxis lógica del lenguaje. De ahí que Humty Dumty considere que lo importante es  el concepto, no la palabra que se utilice para designarlo, que es arbitrario y puede cambiarse a placer del usuario -aunque sea un caso extremo-. La realidad, por definición, es analógica: de ahí limitación de los códigos digitales para expresarla.


Shine. “Porque hay luz al final del túnel”.



Festival de Toronto: Metro Media Award, Premio del público; Globo de Oro al mejor Actor (Geoffrey Rush); 12 nominaciones del Australian Film Institute Awards (el equivalente del Oscar en Australia); 7 nominaciones al Oscar (Actor, Película, Actor de reparto, Director, Guión original, Montaje y Música Original Dramática).

La película es una biografía del pianista David Helfgott, niño prodigio conducido a la locura por las presiones de la vida. Cumple por lo tanto el clásico esquema de genialidad-enfermedad-recuperación. Pero lo que la diferencia de ser una mente maravillosa cualquiera es que aquí las relaciones interpersonales van más lejos del ser querido que sufre por lo mal que lo pasa el muchacho y le ayuda en su recuperación. El tema principal son las relaciones padre-hijo y de cómo uno puede traspasar sus propios demonios y frustraciones al otro. La película trata de la historia de un pianista con conflictos emocionales, una persona que está en la frontera de la locura y la cordura, un genio que vive en un mundo propio que comparte al tocar su música…

La comunicación paradójica que deviene en patología es, por tanto, la teoría ilustrada en este caso real. Su vida no es una vida común y corriente, es la vida de un hijo con un don especial para el piano, que tuvo que luchar contra la formación de un padre descendiente de judíos de la Segunda Guerra, y contra los conflictos emocionales que le dejó el trato con su padre y su decisión por la música. El padre de Helfgott incurre en paradojas a menudo cuando trata de comunicarse con su hijo. Realmente lo ama, pero desea que sea de una forma concreta, y no le deja desarrollar su verdadera personalidad.
El desequilibrio de David comienza en la adolescencia, donde ya notamos a un joven con muy escasa sociabilidad, encerrado en sí mismo, lo que en el filme da la impresión de estar causado por el carácter tiránico de su padre, que le prohíbe estudiar en el extranjero con la amenaza de que nunca volverá a ser admitido en su familia; David habrá de esperar a la mayoría de edad para poder irse. La única persona en la que encontró cierto afecto había sido la anciana escritora Katharine Prichard, a quien conoció en un recital que dio en la Sociedad para la Colaboración con la URSS, y que le animará a irse al extranjero. El contraste con su vida posterior en el Londres de los 60, y su ambiente de libertad, es enorme. Aunque esto apenas se cuente de pasada, sus excesos en la vida nocturna (incluyendo alcohol, quizá drogas…) serán los que precipiten su enfermedad.

Ya adulto, su cerebro y personalidad han sufrido un daño irreparable. El derrumbe tras interpretar el famoso Tercer Concierto de Rachmaninov en el Royal Albert Hall es algo que “sólo pasa en las películas”, en realidad la enfermedad le sobrevino mucho después. Tras una larga estancia en un psiquiátrico, tiene prohibido volver a tocar, pero, tiempo después, al sentarse al piano, el hombre se transforma: es difícil pararlo. Cuando toca, su ansiedad desaparece. Cuando se aleja del piano, siente que le falta algo.

En términos reales, en el fondo, y sin pretender dar la solución a esa vida, la película trata sobre el espíritu humano, sobre las respuestas emocionales de todos nosotros ante los problemas, sobre la necesidad de ser reconocidos, sobre el amor y sus diversas manifestaciones -erróneas o no-, sobre el amor a la música sobre todas las cosas, sobre las recompensas, sobre la locura entendiéndola como un estado de latencia en el que hay algo que no se ha resuelto, sobre la imposibilidad de que existan los cambios reales…
La frase del cartel muestra la idea y las emociones que deja la cinta: “Porque hay luz al final del túnel”.

REFLEXIÓN PERSONAL



Estos cuatro temas me han hecho comprender la complejidad de las relaciones personales, de los problemas que puede haber en la comunicación y de cómo la comunicación paradójica es un fenómeno común. Es un hecho el que el ser humano necesita constantemente de comunicarse con otras personas, puesto que es un animal racional y social. Puede deducirse que para que se logre una buena comunicación tiene que haber 50% de expresión y 50% de atención.
Resulta indudable la condición social del hombre desde su nacimiento. Desde nuestros primeros años, nos afanamos por designar nuestros espacios de interacción con los demás individuos los que notamos, inicialmente, en nuestras primeras incursiones afectivas en torno a la madre, espacio que con el devenir de nuestro desarrollo se va ampliando para poder dar lugar a los demás miembros de la familia y, posteriormente, a los compañeros de escuela, de trabajo y demás espacios sociales. En nuestra vida cotidiana estamos interactuando continuamente con otros actores, y no podemos dejar de hacerlo. Por eso, estos temas me han ayudado a comprender mejor cómo se produce la comunicación interpersonal y a mejorar la misma. Por ejemplo, la comunicación no verbal, que tiene mucha más importancia que la que las personas le solemos dar.
La perspectiva proxémica nos señala que dentro de todo nuestro accionar, el espacio de proximidad adquiere un sentido tanto afectivo como físico movidos, estos límites, en el seno de nuestra cultura. Por ello, podemos observar - aún en las situaciones más desesperadas - que los espacios cobran cada vez mayor importancia: resulta relevante para cada uno el no sentirnos hacinados y, principalmente dentro de esta ecología social, no vernos ante la sensación de estar siendo invadidos. Así, tenemos que para cada contexto de acción, necesitamos - mínimamente - nuestra posibilidad de mantener una cierta distancia con los demás a fin de lograr “funcionar” de manera adecuada y armónica tanto con los demás, como con nuestra propia intimidad. Esto parecería de vital importancia a la hora de mirar los resultados obtenidos en cualquier actividad dentro de cada uno de los ambientes en que nos movemos, influyendo el espacio y nuestra territorialidad en el logro de mejores o peores resultados a la hora de evaluar una tarea cualquiera y provocar en el otro una mejor o peor percepción de nuestro quehacer y nuestros contenidos personales.
Todos los modelos de comunicación estudiados coinciden en una serie de postulados para que la comunicación sea óptima, y pueden ser resumidos en:

-  Dejar de lado el prejuicio y se tiene una actitud abierta de conocer a la otra persona.
-  Desarrollar tolerancia frente a las diferencias de valores, creencias y hábitos.
-  Que exista empatía: las personas son capaces de comprender los mensajes del otro, pero sin perder su propio marco de referencia.
-  Que las personas se escuchan activamente.
-  Desarrollar conductas asertivas.
-  Utilizar la manera efectiva la retroalimentación, es decir, se aceptan y se hacen críticas constructivas.
-  Crear el hábito de comunicar lo bueno, enfatizando en lo positivo del otro.

En mi condición de guionista novel, el conocer más a fondo las relaciones interpersonales y la comunicación paradójica me ha ayudado crear personajes más complejos, consistentes y reales especialmente, ya que mi estilo se centra fundamentalmente en historias comunes y en relaciones entre diferentes personajes. Además, conocer la comunicación paradójica y los juegos psicológicos enriquece mi experiencia narrativa, así como a comprender mejor filmes como el basado en la obra de Edward Albee, y de otros dramaturgos norteamericanos como William Inge o Tennessee Williams.
La teoría de  la regla de la relación, formulada por Jackson, me ha hecho comprender el por qué de algunas relaciones personales conflictivas, analizando a fondo las expectativas de cada persona en la relación e intentando solucionar los desacuerdos surgidos de ésta.
Aunque no haya sido vista con detalle en clase, la comparación entre la comunicación interpersonal y la comunicación de masas y sus diferencias me ha ayudado a comprender con cierta claridad los procesos que se dan en ámbitos concretos como la política o la cultura, que tanto nos afectan diariamente.

BIBLIOGRAFÍA:



-ALBEE, EDWARD: ¿Quién teme a Virginia Woolf?. Madrid, Cátedra, 1962.
-ALLPORT, G.W. y POSTMAN, L.: Psicología del rumor. Buenos Aires,  Psique, 1967.
-AMADO, ÉLIANE y VALENSY, LÉVY: La comunicación. Valencia, Marfil, 1968.
-AMADO, GILLES y GUITET, ANDRÉ: La comunicación en los grupos. Buenos Aires, El Ateneo, 1978.
-ARGYLE, M.; Psicología del comportamiento interpersonal. Madrid, Alianza, 1984.
-ARIAS FERNÁNDEZ, Mª ANTONIA, GRACIA SANZ, JESÚS, MARTÍN SERRANO, MANUEL y PIÑUEL RAIGADA, JOSÉ LUIS: Teoría de la comunicación. I. Epistemología y análisis de la referencia. Madrid, Cuadernos de la Comunicación, 1982.
-BERNE, ERIC: Los juegos en los que participamos. Méjico, Diana, 1960.
-CÁCERES, MARÍA DOLORES: Introducción a la comunicación interpersonal. Madrid, Síntesis, 2003.
-DANCE, F. X.: Teoría de la comunicación humana. Buenos Aires, Troquel, 1984.
-DANZIGER, K.: Comunicación interpersonal. Méjico, El Manual Moderno, 1982.
-DARWIN, C.: La expresión de las emociones en los animales y en el hombre. Madrid, Alianza, 1984.
-DURAND, J.: Las formas de la comunicación. Barcelona, Mitre, 1985.
-EUGENIDES, JEFFREY: Las vírgenes suicidas. Barcelona, Comunicación y Publicación S.A., 2005.
-FRITZEN, S. J.: La ventana de Johari. Santander, Sal Terrae, 1988.
-GIL, F. y LEÓN, J.M.: Habilidades sociales, teoría, investigación e intervención. Madrid, Síntesis, 1992.
-GOFFMAN, E.: El ritual de la interacción. Buenos Aires, Tiempo Contemporáneo, 1971.
- GOLDHABER, G.M.: Comunicación organizacional. Méjico, Diana, 1984.
-GRIJELMO, ÁLEX: La seducción de las palabras. Madrid, Taurus, 2000.
- HEWSTONE, M. y OTROS: Introducción a la psicología social. Barcelona, Ariel, 1990.
-HYBELS, SANDRA y WEBER, RICHARD L.: La comunicación. Méjico, Litton Educational Publishing, Inc., 1976.
-MARROQUÍN, M. y VILLA, A.: La Comunicación interpersonal. Medición y estrategias para su desarrollo. Recursos e instrumentos psicopedagógicos. Bilbao, Mensajero, 1995.
-MAYOR, J. y PINILLOS, J.L.: Comunicación y lenguaje. Tratado de psicología general. Madrid, Alhambra, 1991.
-MCLEOD, JACK: “La contribución de la psicología al estudio de la comunicación humana”, en Teoría de la comunicación humana. Madrid, Tecnos, 1979.
-MONTAGU, A. Y MATSON, F.: El contacto humano. Barcelona, Paidós, 1983.
- MORALES, J.F.: Psicología social. McGraw Hill, 1994.
- MUSITU, G.: Psicología de la comunicación humana. Buenos Aires, Lumen, 1993.
-MUSITU, G., BERJANO, E., GARCÍA, F., MARTÍNEZ, J. y ESTARELLES, R.: Psicología de la comunicación. Nau Llibres, Valencia, 1987.
-PÉREZ, M. J. y TORRES, C.: Dinámica de grupos en formación de formadores: casos prácticos. Sevilla, Herder, 1999.
-RICCI BITTI, PÍO E. y ZANI, BRUNA.: La comunicación como proceso social. Méjico,  Grijalbo/CNCA, 1990.
-RODA SALINAS, F.J. y BELTRÁN DE TENA, R.: Información y comunicación: los medios  y su aplicación didáctica. Barcelona, Gustavo Pili, 1988.
-SANTIAGO, PALOMA: De la expresión corporal a la comunicación interpersonal: Teoría y práctica de un programa. Madrid, Narcea, 1985.
-SCHEFLEN, ALBERT E.: Sistemas de comunicación humana. Barcelona, Kairós, 1984.
-SOMMER, R.: Espacio y comportamiento individual. Madrid, IEAL, 1974.
-TORRES, AUGUSTO M.: Cine mundial. Madrid, Espasa Calpe, 2001.
-URRUTIA, JORGE: Sistemas de comunicación. Sevilla, Alfar, 1990.
-VALLÉS, ANTONIO y VALLÉS, CONSOL: Las habilidades sociales en la escuela. Madrid, EOS, 1996.
-VARIOS AUTORES: 1000 ejercicios y juegos aplicados a las actividades corporales de expresión. Paidotrido.
-WATZLAWICK, PAUL, BEAVIN, J.H. y JACKSON, DON: Teoría de la comunicación humana. Interacciones, patologías y paradojas. Barcelona, Herder, 1983.
-WATZLAWICK, PAUL, WEAKLAND, J.H. y FISCH, R.: Cambio. Barcelona, Herder, 1992.
-VÁZQUEZ MONTALBÁN, MANUEL: Historia y comunicación social. Barcelona, Mondadori, 2000.
-WINKIN, YVES: La nueva comunicación. Barcelona, Kairos, 1984.
-WITTEZAELE, JEAN-JACQUES, y GARCÍA, TERESA: La Escuela de Palo Alto. Historia y evolución de las ideas esenciales. Barcelona, Herder, 1994.
-WOLF, MAURO.: La investigación de la comunicación de masas. Barcelona, Paidós, 1991.
-WRIGHT, Ch.R.: Comunicación de masas. Paidós Studio, 1989.

En Internet
-    http://www.infomipyme.com/Docs/GT/Offline/Empresarios/johari.htm

Películas
-    Shine, de Scott Hicks (1995)
-    Las vírgenes suicidas, de Sofia Coppola (2000)

Autor:

Aquela





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License