Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Instrumentos chilenos - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Música tradicional de Chile. Folclore del altiplano chileno. Zampoña. Caja Challera. Clarín atacameño. Putu. Chomorrón. Mandolino. Quena. Tarcas



INSTRUMENTOS USADOS EN EL ALTIPLANO



SIKUS O ZAMPOÑA.



Es un instrumento precolombino vigente, común al área andina (Perú, Bolivia, Argentina, norte de Chile), además de la región amazónica andina (sur de Colombia, Venezuela y Ecuador).

Pertenece a la familia de los instrumentos cuyo sonido se debe a la vibración de la columna de aire, por lo tanto es un aerófono; de filo, es decir, no tiene embocadura; el labio inferior se sitúa en los bordes del tubo, vertical, en grupos, extremos abiertos o cerrados (siete a ocho tubos) por cada hilera.

La forma en que se toma el instrumento para la ejecución, es vertical y se toca en pares. Toman parte hasta doce o más personas, siempre en número par.

Se construye con una serie de cañitas de distinto tamaño, atadas en forma de balsa. En el pasado se construyeron de arcilla, piedra, madera y metal. Actualmente, se suele utilizar cañería plástica.

Este instrumento tiene doble función social:



a)Ceremonial: fiestas de los Santos Patronos en los pueblos de precordillera y altiplano nortinos,
b)Festiva: fiestas de carácter comunitario. Su vigencia se restringe a la precordillera y altiplano de las provincias de Tarapacá y Antofagasta (I yII región).

CAJA CHALLERA



Instrumento vigente, común a varios países del área andina. Membranófono golpeado en forma directa, con asa y doble parche. Es un tambor de marco de madera, se toca con baqueta, está hecho de madera y cuero de animal (llama, cordero, etc). Su función musical es de acompañamiento o como instrumento solista junto al canto, especialmente en carnaval.

CLARÍN ATACAMEÑO



Es un instrumento ritual, perteneciente a la Cultura Atacameña (II Región). Es una aerófono, es decir, el sonido se debe a la vibración de la columna de aire, instrumento de viento propiamente tal, trompeta natural, tubular, traversa, recta, con embocadura.

Se construye con una caña de aproximadamente 1,50 a 2 metros, se cubre con lana de diversos colores. Se toca en forma traverso-diagonal. Se utiliza en ocasiones rituales (II Región) y es privativa de la Cultura Atacameña: rito de Talátur o del agua, convido a la semilla, etc.

PUTU O PUTUTO



Instrumento ritual perteneciente a la Cultura Atacameña (valles y oasis del interior de la provincia de Antofagasta, II Región).
Trompeta natural, tubular, traverso-diagonal, curva, sin embocadura, construída de un cuerno de vacuno.
Actúa como instrumento solista. Está presente en los grandes rituales del Talátur o rito del agua de la Cultura Atacameña y en las fiestas de los Santos Patronos de los pueblos.

CHORIMORI O CHORROMÓN



Instrumento ritual perteneciente a la Cultura Atacameña (valles y oasis II región, provincia de Antofagasta).
Es un idiofono de golpe indirecto, sacudido y suspendido, formado por objetos duros colocados en hilera sobre un cordón de cuero. Se utiliza como instrumento de acompañamiento. Junto al putu y al clarín atacameño, son utilizados en el ritual de agua o Talátur.

MANDOLINO



Cordófono de origen italiano. Se ubica en la provincia de Tarapacá (Norte Grande); tiene cuatro cuerdas dobles que se tocan con púa. Tiene la misma afinación del violín: es un instrumento cantante o solista. Fue un instrumento muy utilizado por las estudiantinas de Pica, Matilla, etc. (I Región).

Este tipo de agrupación de cordófonos fue común en casi todos los centros urbanos desde la I a la IX Región, aproximadamente.

GUITARRA



Cordófono de seis cuerdas, es decir, el sonido se debe a la vibración de sus cuerdas por punteo, trinado y rasgueo. Procedente de España, de origen árabe, se ha difundido por todo el país, desde la llegada de los españoles. Está compuesta por seis cuerdas y una caja de resonancia, además de un cuello.

Musicalmente puede actuar como un instrumento solista y de acompañamiento.

Su funcionalidad social puede abarcar, aparte de lo festivo, un uso ceremonial: en el Norte Grande en las fiestas de San Pedro de Atacama (el Baile del Negro); en el Norte Chico, para acompañar las marchas y danzas; en la fiesta religiosa de Andacollo (es usada por las cofradías danzantes y turbantes); velorios de angelitos en zonas campesinas, y en Chiloé en las bandas de cabildo. Finalmente en fiestas familiares y comunitarias.


TORMENTO



Idiófono de percusión, de golpe directo; especie de mesita, la cual el ejecutante “tañe” con los dedos. A veces suele usar dedales.
Sirve para acompañar cuecas, tonadas y danzas campesinas del centro y del Norte Chico de Chile.


QUENA



Es el aerófono mas importante de la zona norte o área de dispersión musical andina, con plena vigencia en casi toda la América morena, posee escasas modificaciones en Venezuela, Colombia, Andes Ecuatorianos y Peruanos, Altiplano Boliviano, Noroeste Argentino, Norte Grande de Chile y en la Cuenca del Amazonas en el Brasil.

El origen proviene de la creación artesanal de los aymaras, con influencia incásica, en las culturas de los diversos pueblos indígenas americanos. La quena está vigente desde antes de la llegada de los españoles, y es parte vital de la vida espiritual de los pueblos que habitan en las zonas precordilleranas y en la cordillera de Los Andes, incluyendo el Altiplano de Chile, Perú y Bolivia.

En el extremo superior lleva una muesca que hace las veces de emboquilladura, en la parte media inferior se le perforan 5 o 6 agujeros y uno en la parte posterior para harmonización. La quena es un instrumento solista pero generalmente se le utiliza junto con el bombo o caja para acompañar huaynos, bailecitos, carnavalitos, cuecas, taquirais, y en las bandas de las cofradías danzantes del Norte Grande.

PINCULLO O PINKILLO



Es un aerófono similar a la quena, pero en la abertura superior lleva una boquilla semejante a la del clarinete, consta de siete agujeros y se ejecuta en forma vertical. En la parte posterior lleva otra abertura para harmonización, es uno de los instrumentos folklóricos mas completos, se torna indispensable para la formación de bandas de música folklórica en el Norte.

En las festividades religiosas de la Virgen de Las Peñas de Livilcar y en la Tirana de las bandas de las cofradías danzantes usan quenas y pincullos de tamaños mayores que los comunes, ya que deben ejecutarse en lugares muy abiertos, con la concurrencia de una infinidad de conjuntos danzantes, rivalizando en sonoridad y destreza musical.


TARCAS



Aerófono originario del Altiplano boliviano y su área de dispersión se concentra en los países de América del Sur, especialmente en las altiplanicies.

Son flautas de madera de una sola pieza, con boquilla en el extremo superior y con seis perforaciones en la parte media e inferior, no llevan agujero en la parte posterior, por lo tanto sus posibilidades musicales son mas limitadas, sirve para melodías de tipo pentatónicos.

ANATAS



Tiene idénticas estructuras a las tarcas, son construidas en forma cilíndrica, las perforaciones son de forma ochavadas.
Ambos son instrumentos de verano muy usados en las fiestas de carnaval.

LICHIGUAYO



Aerófono de origen quechua y aymará; muy popular en el área de influencia andina o altiplánica.

Es una quena de mayor tamaño que las habituales, peor solamente de cinco o tres aberturas anteriores en la parte inferior del instrumento, y un agujero posterior para harmonización.

Sólo se usa como instrumento de acompañamiento.

OCARINA



Aerófono ya casi extinguido del norte chileno, peor se mantiene con sus rasgos característicos en zonas apartadas como Putre, en villorrios cercanos a Belén, en Aiquina y en grandes zonas del altiplano boliviano.

Su elaboración es a base de una mezcla de arcilla gredosa en forma ovoidal, hueca en su interior y con un grosor de no más de ½ centímetro. En uno de sus costados se le hace una boquilla sobresaliente. En su parte superior lleva dos series de cuatro orificios cada una, en forma de semicírculo abierto, para los dedos de las manos desde el índice al meñique.

En la parte posterior lleva tres perforaciones, casi equidistantes entre sí, que son para los dos pulgares, y la del medio para el resto del aire sobrante al hacer sonar el instrumento. Su longitud varía desde los 15 a los 28 cms. Y su diámetro va desde los 5 a 10 cms.

Siendo uno de los aerófonos más completos de nuestro folklore, está destinado a su pronta desaparición total, debido a su difícil confección artesanal y a la destreza exigida para su ejecución musical, hecho lamentable, por cuanto la belleza de su sonido es verdaderamente admirable.

BAJONES O BAJUNES



Instrumento aerófono ya totalmente extinguido, pero de gran difusión durante la colonización del área altiplánica, especialmente en las misiones jesuitas que se establecieron en territorio de las tribus mojos y cuyos dominios comprendían casi todo el este peruano, el norte chileno, aproximadamente hasta el Loa, y gran parte del altiplano.

Semejante en su construcción a los sikuris, pero de gran tamaño, fueron las réplicas indígenas de los órganos que los religiosos mencionados introdujeron, junto con las flautas y violines, para atraer el interés de los indígenas hacia el conocimiento de la religión cristiana y apartarlos así de sus ritos y creencias paganas.

De sonido muy grave, semejante a los fagots actuales, mantuvo plena vigencia hasta la expulsión de la Compañía de Jesús de los territorios hispanos, pero quedó felizmente documentada su existencia.

EL CHARANGO



Es el cordófono más importante del área andina o altiplánica. De origen quechua y aymará, pronto se popularizó y alcanzó insospechadas dimensiones artísticas y de atractiva originalidad. En Chile se le ejecuta en casi todos los poblados y villorrios del interior, en el Norte Grande hasta la Provincia de Antofagasta.

El Charango es una guitarrilla semejante al chillador, pero su caja es confeccionada con una caparazón de quirquincho o armadillo americano. Su encordado está formado por cinco partes de cuerdas, generalmente metálicas. Existen también Charangos que tienen dispuestas las cuerdas de la siguiente manera : primera, tercera y quinta, dobles; segunda y cuarta, sencillas.

Su forma de ejecución es redoblante, destacando los trémolos que se realizan con el dedo medio sobre toda la encordadura. Su afinación más difundida es, comenzando desde la primera, MI - LA - MI- DO - SOL.

Se le puede clasificar como instrumento en ascenso dentro del área de dispersión, ya que cada día aumentan en número y calidad sus intérpretes. Aun cuando puede ser instrumento solista, su papel principal radica en su integración a las bandas de las cofradías danzantes del Norte Grande, especialmente de los grupos que bajan de la zona altiplánica hasta el santuario de la Virgen de la Tirana, de las Peñas de Livilcar, Virgen de Guadalupe de Ayquina, de San Miguel Arcángel en el Valle de Azapa, de San Lorenzo en la Quebrada de Tarapacá, etc.

EL BOMBO



Con algunas variaciones en su estructura, es un membranófono común desde la zona del Norte Grande hasta Valparaíso, existiendo también en la zona de influencia chilota.

El Bombo Nortino presenta características muy semejantes a los bombos de las bandas militares, ya que son los de mayor tamaño que se usan en Chile.

Es un instrumento indispensable en las bandas de las cofradías danzantes, especialmente durante las celebraciones de la Virgen de La Tirana al interior de Iquique, que por tratarse de un pueblito ubicado en plena pampa, necesitan de instrumentos de mayor sonoridad. Este membranófono está formado por una gran caja de resonancia hecha de madera o latón, con dos aros que sirven para colocar los cueros o membranas elaborados con piel de llama o vicuña y que se fijan a la caja con correajes del mismo material, a modo de cordones o correones. Leva en los correones unos aros o presillas que le sirven de afinadores.

Al igual que todos los bombos usados en Chile, se le usa con un mazo hecho de un trozo de palo con una porra o cabeza de lana forrada en cuero.

Desde Atacama hasta Valparaíso se usa el Bombo Chino, que suelen usar los conjuntos de bailes ya descritos anteriormente.

Autor:

Sick





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License