Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Mitología griega Dioses o divinidades héroes animales mitológicos Parte 2 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Pandora



Es la primera mujer que hubo en la tierra. La hizo Hefesto con tierra arcillosa y le infundio vida por orden Zeus. Zeus deseaba vengarse porque el titán Prometeo le había robado el fuego y se lo dio a los hombres. Los otros dioses la adornaron con toda suerte de dones y la llamaron Pandora, que significa precisamente “todos los dones”.

Zeus confió una caja a Pandora para que la entregara a Prometeo, que había sido el creador del primer hombre. Epimeteo, hermano de Prometeo se casó con ella, aun- que Prometeo le advirtió que nunca aceptara un regalo de Zeus. Epimeteo abrió la caja y de ella salieron todos los males, en forma de seres alados (enfermedades y pesares para la mente) que se esparcieron por la tierra. En el fondo de la caja sólo quedó la esperanza. Antes de Pandora los hombres vivían en su edad de oro, sin conocer las enfermedades, las injusticias ni la muerte. En otra leyenda la caja contenia todas las bendicio- nes que se hubiesen preservado si no se hubiera abierto.

Penélope



Esposa de Odiseo, rey de Itaca con el que tiene un hijo, Telémaco. Después de la guerra de Troya Ulises tarda diez años en regresar a Itaca. Llega a la isla la falsa noticia de la muerte de Ulises, y son muchos los que pretenden casarse con Penélope, puesto que la boda equivale al trono de Itaca. Penélope no cree que Ulises haya muerto y se niega a casarse con otro.

Empieza a tejer un sudario para Laertes, el padre de Ulises, que ya es muy viejo, y dice a los preten- dientes que no se decidirá por ninguno antes de que haya terminado el sudario. Ellos aceptan este plazo y Penélope deshace por la noche el trozo que ha tejido durante el dia y así va ga- nando tiempo. Tiene así engañados a los pretendientes durante tres años, hasta que una criada descubre el engaño, la delata y los pretendientes deciden obligarla a elegir.

Y en eso llega Ulises a la isla. Allí esta el famoso arco de Ulises, que solo él es capaz de manejar. Ulises recupera su arco, desfía a los pretendientes y sin más ayuda que la de su hijo Telémaco, les mata a todos. Cuenta el mito que Ulises y Penélope, después de veinte años de separación (diez de guerra en Troya y diez de aventuras de Ulises en el mar) pasan la primera mitad de la noche contándose mutuamente sus aventuras. De como pasan la segunda mitad del mito no dice nada. Penélope es, en el mito, símbolo de las virtudes conyugales. El mito de Penélope y Ulises es muy conocido y uno de los más bonitos de la mitología clásica. Homero se refiere a Helena y a Penélope como a las dos mujeres más bellas de la tierra y dice de ella que “era hermosa como Artemisa y Afrodita”.

Pentesilea



Es la reina de las amazonas en la época de la guerra de Troya e hija de Ares. Presta ayuda a los troyanos en los últimos tiempos de la guerra. Lucha con Aquiles en el campo de batalla. Ulises la mata con su lanza, le descubre el rostro después y queda deslumbrado por su belleza. No permite que el cadáver sea pasto de los perros y no la abandona hasta que los troyanos la reclaman. Los troyanos quemaron el cadáver de Pente- silea en una pira, delante de la ciudad.

Psiche



El mito de Eros y Psiche es uno de los más poéticos de la mitología clásica. Es un mito muy antiguo, pero la versión que tengo está tomada de las “Metamórfosis” de Apuleyo, y es muy posterior al origen del mito. Este mito es una de tantas explicaciones del misterio del amor Psiche es hija de un rey. Tiene dos hermanas mayores, casadas ya.

Ella es soltera y muy jovencita Un día, las tres hermanas están en el jardín del palacio. Psiche se baña desnuda en el río. Eros la ve, se hiere con una de sus flechas y queda irremediablemente enamorado de ella. Eros no puede poseer a Psiche de un modo normal, porque él es un dios y ella es mortal. Los padres de Psiche consultan al oráculo acerca del porvenir matrimonial de su hija. Eros se infiltra en la voz del oráculo y les dice que la lleven a un determinado sitio y que allí acudirá a recogerla el esposo que le han destinado los dioses. Los padres obedecen y la dejan en el sitio indicado. Psiche espera mucho rato sin ver a nadie. Cuando ya decae el día se siente transportada por el aire. Se desvanece y despierta en un palacio de ensueño. Allí, de noche, la visita Eros, pero siempre a oscuras.

Psiche se siente fisicamente amada, sin ver el rostro del ser que está con ella. Un poco antes del amanecer queda profundamente dormida, y cuando despierta ya brilla el sol y ella esta sola en el palacio. Y así todas las noches durante mucho tiempo, Psiche es amada por el misterioso desconocido. Una noche, Psiche nota que su amante se ha dormido. Ella aprovecha la ocasión, enciende la lámpara y ve que entre sus brazos tiene a Eros, el dios del amor. Tan absorta está en la com- templación del rostro amado, que no advierte que ha inclinado la lámpara, y una gota de aceite hirviente cae sobre la piel desnuda de Eros.

El dios del amor abre los ojos y se despide de su amada. “No debiste hacer esto” le dice “Sólo podíamos ser felices mientras tú no supieras quién soy, ahora todo ha terminado, sabes quien soy y por lo mismo ya no puedo quererte. Y desaparece. El mito de Eros y Psiche en algunas versiones se alarga y se complica de forma un poco infantil, como un cuento para niños. Pero su tema esencial no cambia: que el amor exige, para su permanencia, una cierta oscuridad alrededor de la persona amada.


Otros



Adonis



El mito de los amores de Adonis y Afrodita es un misterio de amor. El nacimiento de Adonis es de lo más extraño que hay en el mito. El rey de Siria, Teyas, tiene una hija de mucha belleza y muy apasionada, Mirra. El padre no le ha destinado marido aún, pero ella arde en deseos de amor y se enamora de su padre, que es el único hombre al que ha tratado. La nodriza hace creer al padre que una mujer le ama en secreto y le facilita estar con ella de noche, a oscuras. Así Mirra pasa doce noches en amoroso deleite con su propio padre. El padre se entera al fin, quiere matar a Mirra y Afrodita la transforma en árbol. Es un árbol que llora y sus lágrimas esparcen exquisita fragancia: el olor a mirra. A los nueve meses nace un niño del árbol, es Adonis. Afrodita le ama en seguida que la ve. Lo encierra en una caja para evitar que otra se lo quite y confía la aja a Perséfone, a condición de que no lo abra. Perséfone, como es de esperar, la abre y se enamora también de Adonis.

Afrodita lo reclama, acude a Zeus y el padre de los dioses decide que Adonis pase la mitad de su tiempo en el infierno con Perséfone y la otra mitad con Afrodita en la isla donde la diosa reside. Un hijo de Apolo ve a Afrodita y a Adonis cuando se bañan en un río de su isla, se enamora de Afrodita y esta lo rechaza. Apolo, para vengar a su hijo, toma la forma de un jabalí salvaje y un día que Adonis caza jabalíes, le ataca le hunde los colmillos en el costado y le mata. Afrodita le enccuentra moribundo y le lleva a su palacio. Por el camino va cayendo sangre de la herida de Adonis, el camino está sembrado de rosas y la sangre las enrojece. Y desde entonces todas las rosas de la isla (Chipre o Citera) han sido rojas.

Argos



Es un ser mitológico que en algunas versiones es un gigante, en otras un monstruo y en otra un efebo. Tiene un ojo en la nuca, que le permite ver al mismo tiempo hacia atras y hacia adelante. O tiene muchos ojos, hasta cien que abre y cierra continuamente, de forma que siempre tiene algunos abiertos. Participa, en una forma u otra, en algunas aventuras mitológicas. Argos le fue asignado proteger a Io la amante de Zeus, de su celosa esposa Hera, despues Zeus cambio a Io a un ternero para enubrirla de Hera.

El dios Hermes, enviado por Zeus para desatar a Io, asesinó a Argos durmiendolo con una música y despues le cercenó la cabeza. En otra versión de la historia Argos posteriormente llegó a ser un pavo real, y en otra, Hera transplantó sus ojos sobre la cola del pavo. Argos es también llamado al constructor del Argo, el barco que llevó a Jasón a la conquista del vellocino de oro. También es llamado así, el viejo perro de Odiseo, que cuando este regresó a Itaca este lo reconoció inmediatamente y prontamente murió.

Caronte (Carón)



Es el piloto de la barca que lleva a los muertos a la región infernal de una otra orilla de la laguna Estigia. Es hijo de la noche. Caronte rehaza a los que no ha recibido sepultura y a los que no le pagan pasaje. Y los griegos de aquellos tiempos enterraban a los muertos con una moneda en la ma- no para que con ella pudiera pagar al barquero.

Castor y Polux



Son dos hermanos gemelos, hijos de Leda, la esposa de Tíndaro, rey de Esparta, y hermanos de Helena y de Clitemnestra. Se les llama los Dioscuros, que en griego significa “hijo de dios”, por ser hijos de Zeus. En el nacimiento de Castor y Polux hay una cierta confusión. Zeus ama a Leda y se transforma en cisne para poseerla. Pero el mismo día Leda ha sido poseída por Tíndaro. Después pone dos huevos y de uno salen Polux y Helena, hijos de Zeus, y del otro Castor y Clitemnestra, hijos de Tíndaro.

En otras versiones pone un solo huevo, del que salen Castor, Polux y Helena, los tres hijos de Zeus; y Clitemnestra es la única hija de Tíndaro. Castor y Polux, con poco mito propio, participan en otros mitos, como el de los Argonautas, de cuya expedición forman parte. Los dos están ahora en el cielo convertidos en estrellas de primera magnitud, las dos estrellas de la constelación zodiacal Geminis o los gemelos.

Dafnis



Protagonista del mito de Dafnis y Cloe. Es un pastor siciliano que tiene amores con la ninfa Cloe. Ella es celosa y le amenaza con quitarle la vista si algun día deja de serle fiel. La hija de un rey ve a Dafnis, le gusta, le embriaga y se hace poseer. Cloe se entera, cumple su amenaza y le deja ciego. Dafnis, desolado, canta su dolor. El dios Pan le ha enseñado a cantar y a tocar la flauta. Un día, Dafnis, por estar ciego, se despeña desde lo alto de una roca y muere. Las ninfas le entierran y lloran su muerte. El mito no explia el final de Cloe. En la mitología griega se le atribuye la invención de la poesía bucólia.

Dédalo



Es un personaje mitológico, protegido por Minos, rey de Creta. Arquitecto griego que construyó para el rey el famoso laberinto del rey Minos de Creta, del que fue la primera víctima. Este laberinto fue contruido para el Minotauro, un monstruo que era mitad hombre mitad toro. Dédalo es el padre de Icaro. Minos les encerró juntos en el laberinto, con el Minotauro, porque Dédalo le reveló el secreto del laberinto solo a Ariadna, hija de Minos, y ella ayudó a su amor Teseo a matar y escapar del laberinto.

Dédalo construyó unas alas artificiales para él y para su hijo, se las pegaron al cuerpo con cera y volando con ellas escaparon del laberinto. Pero Icaro, sin hacer caso de los consejos de su padre, voló demasiado alto, se aceró al sol, con el calor se fundió la cera que le sujetaba las alas y cayó precipitado al mar. Dédalo llegó a la isla de Sicilia, cuyo rey, por miedo a la cólera de Minos, le hizo matar.

Deucalión



El mito de Deucalión correspomnde al diluvio universal. Deucalión es hijo del titán Prometeo. Deucalión es un rey de Tesalia. Los hombres han empezado a ser malos y Zeus decide suprimirlos ahogándoles en un diluvio universal. Pero Deucalión y su esposa Pirra son los únicos que han dirigido una vida buena y han creido en las leyes de los dioses. Siendo advertido por su padre, Prometeo por orden de Zeus, Deucalión construyó una nave. Durante nueve días y noches, Zeus envía torrentes de lluvia. Terminado el diluvio se posa en la cumbre del Parnaso. En otras versiones del mito, Zeus ordena también que en la barca también se salven una pareja de animales de cada especie. Deucalión y Pirra restablecen la raza humana de una manera muy original. Arrojan piedras sobre la tierra y de las piedras que arroja él nacen hombres y de las que arroja ella nacen mujeres.

Edipo


El mito de Edipo, como casi todos, tiene distintas versiones. Edipo es hijo de los reyes de Tebas, Layo y Yocasta. El oráculo ha dicho que si la reina tiene un hijo, este hijo matará a su padre. Nace Edipo y Layo para evitar que el presagio se cumpla, entrega al niño a un pastor con orden de matarle, el pastor en vez de hacerlo, le ata los pies, se los atraviesa y así maltrecho le abandona en una cumbre, convencido de que no sobrevivirá. Edipo significa pies hinchados. Otro pastor recoge al niño y lo entrega a los reyes de Corinto que le adoptan. Edipo ya mozo, consulta el oráculo y el augurio es terrible: que matará a su padre y se casará con su madre.

El cree que sus padres son los reyes de ahí, con los que vive, y para evitar que se cumpla el oráculo, huye. Va hacia Tebas. Por el camino un anciano no le deja el camino libre. Edipo se encoleriza y lo mata. El anciano es Layo, su padre. Edipo no lo sabe hasta mucho tiempo después. Edipo llega a Tebas, adivina el estigma de la Esfinge y la Esfinge, humillada, se mata. Nombran a Edipo rey de Tebas, creyendo que el rey Layo había sido asesinado por ladrones y porque Edipo los libró de la Esfinge que mataba a todos los viajeros que no adivinarán su acertijo. Se casa con la viuda del rey anterior que es Yocasta, su madre.

De esta unión, involuntariamente incestuosa, nacen cuatro hijos, dos hombres y dos mujeres, Eteocles y Polinice ellos, Antígona e Ismena ellas, los cuatro protagonistas de posteriores tragedias. Entonces una plaga cayó sobre la tierra y el oráculo proclama que el asesino de Layo debe ser castigado, entonces Edipo descubre sin saberlo que él había asesinado a su padre. Yocasta se ahorca y Edipo al saber que su madre se suicidó y sus hijos estarán siempre malditos se saca los ojos y renuncia al trono.

El vivió en Tebas por varios años, pero finalmente se fue acompañado de su hija Antígona. El vago por muchos años hasta que llegó a Colono, un altar cerca de Atenas consagrado a las poderosas diosas llamadas las Eumenides; donde murió. Apolo le prometió que en el lugar de su muerte quedaría santo y le traería grandes beneficios a la ciudad de Atenas la cual le brindaría refugio al vagabundo. Las versiones del mito de Edipo difieren en muchos puntos en Homero, en Esquilo y en Sófocles. Incluso en la versión homérica (canto XI de la Odisea), aunque se casa con su madre, los hijos los tiene con otra mujer.

Filemón



Es el protagonista del bello mito de Filemón y Baucis. Son dos campesinos frigios de edad avanzada, que se ha querido siempre mucho, igual en la vejez que en la primera juventud. Zeus y Hermes van disfrazados por el mundo de mortales, llegan a Frigia y piden alojamiento de casa en casa. Todos le niegan la entrada y algunos ni les abren la puerta ni le contestan. Llaman a la puerta de la pobre cabaña donde viven Filemón y Baucis. Los dos viejos son los únicos que les atienden y le dan lo poco que tenián para comer ellos y el poco vino de una jarra. Cuando Filemón sirve vino por segunda vez advierte que la jarra esta llena hasta el borde. Zeus se da a conocer y les invita a salir de la cabaña y a mirar. Lo que ven les llena de estupor: el pueblo ha desaparecido y en su lugar hay ahora una laguna de aguas azules.

Y en el sitio donde estaba la cabaña de los dos viejos se levanta un templo todo de marmól con los techos de oro. Zeus les invita a pedirle lo que más deseen y Filemón sólo le pide morir los dos al mismo tiempo, pues nada sería para ellos más triste que vivir uno sin el otro. Años después, los dos se transforman en árboles al mismo tiempo, él en un roble y ella en una encina. Parece que en algún sitio de Frigia viven dos árboles, roble y encina, que la gente del país supone ser los mismos en los que fueron transformados, hace siglos y más siglos, Filemón y Baucis.

Hipólito



Es el hijo de Teseo y Antíope, protagonista del mito de Fedra. Fedra, la madrastra de Hipólito, concibió una violenta pasión que no fue correspondida. Acusole entonces Fedra, de haber atentado contra su honor y Teseo excitó contra él la ira de Poseidón. Un monstruo marino espantó los caballos del carro del joven, que pereció en las rocas de la costa.

Icaro



Hijo de Dédalo, que huyó con él del laberinto de Creta con unas alas pegadas con cera. habiendose acercado Icaro demasiado al sol se derri- tió la cera y cayó al mar.

Midas



Es rey de Frigia, en Macedonia. Por su hospitalidad con el sátiro Sileno, Dionisios, el dios del vino, le ofrece cualquier deseo. Midas le dijo que quería que todo lo que tocará se Transformara en oro, por lo que tiene inmensas riquezas. Pero él pronto se lamentó de su escogencia porque mientras goza del don no puede comer ni beber. Para librarse del encantamiento, Midas fue instruido por Dionisios para bañarse en el río Pactolo, cuyas aguas todavía tienen todavía arenas auríferas. Midas fue juez de una contienda musical entre Apolo y Pan, dando la victoria a Pan. Apolo en venganza, le hace salir orejas de asno. Midas mantiene sus orejas ocultas por un gorro durante mucho tiempo.

El único que estaba en el secreto era el barbero de Midas, que tenia prohibido revelar el secreto bajo pena de muerte. El barbero era muy parlanchín y para no caer en la tentación de revelar el secreto abrió un hoyo en la arena, introdujo la cabeza y le contó el secreto al hoyo. Le dijo “El rey Midas tiene orejas de asno”. Sobre la arena que tapaba el hoyo nacieron cañas y cuando el viento las movía una voz vegetal repetia las palabras del barbero: “El rey Midas tiene orejas de asno”. Así todo el mundo lo supo y Midas, avergon- zado, se envenenó con sangre de toro hasta morir.

Minos



Es un rey de Creta, cuyo mito va unido junto al del Minotauro, al de Dédalo y a otros. Es hijo de Zeus y padre de Ariadna y de Fedra, y esposo de Pasifae. Poseidón regala un hermoso toro a Minos, con la condición de que le sea ofrecido en sacrificio. Minos guarda el toro y sacrifica otro en su lugar. Poseidón, en venganza, hace que Pacifae ame al toro.

De los amores de Pacifae con el toro nace el Minotauro, con cabeza de toro y cuerpo de hombre, al reves de los centauros. Acordando con la leyenda del Atica, Minos fue un tirano que tomó medidas drásticas, para vengar la muerte de su hijo Androgeo en las manos de los atenienses. En un lapso de tiempo él exigío un tributo de los atenienses de siete jovenes y siete doncellas para ser sacrificadas al Minotauro Minos eventualmente encontró la muerte en Sicilia, y él llego a ser uno de los jueces de la muerte en el infierno. Los mitos atribuidos a Minos son muy diversos y en algunos de ellos interviene el legendario Teseo.

Narciso



Es hijo del rio Cefiso y de la ninfa Liriope. Es protagonista de dos mitos, el del narcisismo o amor del hombre por si mismo, y el del Eco y Narciso. En el primer mito Narciso tiene una hermana. Son mellizos y exactamente iguales. Se quieren mucho, ella muere. Y él, un dia que se inclina sobre el agua de un charco, cree ver en el agua el rostro de su hermana y lo que ve es su propio rostro reflejado.

Y por ver a su hermana pasa muchos ratos mirando el agua, donde ve si saber lo que es, su propio rostro. De esta primitiva versión nace otra posterior en la que Narciso se mira en el agua porque está enamorado de sí mismo. En el otro mito, Eco es una ninfa enamorada de Narciso, dado que él es un joven de gran belleza, y muchas mujeres sienten amor por él, pero él rechaza a todas. Eco que había incurrido en el desagrado de Hera, y que había sido condenada por la diosa a nunca hablarle a alguien a menos que repitiera lo que a ella le dijeran. Por consiguiente Eco era incapaz de decirle a Narciso acerca de su amor, pero un día cuando Narciso estaba caminando por el bosque, fue apartado de sus compañeros. Cuando él gritó : “esta alguien aquí?” incapaz de verla oculta en medio de los árboles, Eco respondió alegremente: “aquí, aquí…”, luego Narciso lloró y dijó: “ven” y de regresó le respondió: “ven, ven”. Entonces Eco dio un paso adelante del los árboles que la escondían con los brazos abiertos. Narciso rechazó cruelmente el amor de Eco.

Ella estaba tan humillada que se escondió en una cueva. Para castigar a Narciso, la diosa Némesis hizó que Narciso se enamorara de si mismo cuando él miró su reflejo en un estanque. Como él contemplaba en facinación, incapaz de remover su propia imagen, él gradualmente falleció. En el lugar donde su cuerpo yace, creció una her- mosa flor, honrado el nombre y memoria de Narciso.

Orfeo



El mito de Eurídice es uno de los más bellos que existen. Orfeo es natural de Tracia hijo del rey Eagro y de la musa Caliope, aunque en otras versiones lo ponen hijo de Apolo y de Clío. Orfeo es un músico muy famoso. Inventa la cítara y añade dos cuerdas a la lira, que tenía siete y con las dos que le añade Orfeo tiene nueve, en honor a las nueve musas. Un día Orfeo conoce ala ninfa Euridice. La ama apasionadamente desde el primer momento, y ya nunca podrá olvidarla ni amar a otra mujer. Euristeo es un pastor rival de Orfeo en el amor de Eurídice. Orfeo y Eurídice se casan, y el mismo día de la boda Euristeo intenta raptar a Eurídice. Ella huye y en su carrera pisa una víbora que le muerde el pie. Y Eurídice muere. La desesperación de Orfeo después de la muerte de Eurídice ha sido un tema poético de todos los tiempos. Tiene toda la grandeza de las pasiones invencibles. Orfeo sabe que su amada está en el Hades y decide ir a buscarla. Pide a Caronte que le pase al otro lado de la laguna Estigia.

Caronte se niega, Orfeo empieza a tocar su lira y Caronte escucha la música embelesado. Pide a Orfeo que siga tocando y Orfeo le pone una condición: que le lleve a la otra orilla, Caronte accede. En la otra orilla Orfeo convence con la música a Cancerbero y consigue que le abra las siete puertas del infierno, una después de otra. Orfeo consigue enternecer con su música a los dioses infernales Hades y Perséfone. Hades accede a devolver a Eurídice, pero pone una condición: que Orfeo no vuelva el rostro para ver a Eurídice hasta que los dos estén fuera del infierno. Orfeo avanza hacia la salida del infierno con Eurídice detrás, a la que no ha visto. Y cuando llega a la última puerta, antes de cruzarla vuelve el rostro para ver a Eurídice, y no tiene tiempo de verla, cuando le es arrebatada hacia adentro y él empujado violentamente hacia afuera. Las puertas del infierno se cierran tras él y así queda separado ya definitivamente de su amada Eurídice. Orfeo lleva desde entonces una vida solitaria, entregada a sus recuerdos. Las mujeres de Tracia le quieren, porque es bello y es poeta.

Orfeo las desprecia, se encierra con amigos en un templo y allí se dedican a los placeres de la música. Despechadas las mujeres e incapaces de admitir que los hombres pueden gozar sin ellas, se ocultan en los alrededores del templo. Observan cómo los hombres, antes de entrar en el templo se descuelgan las armas y las dejan junto a la puerta. Ellas se apoderan de las armas, y cuando ellos salen les atacan, caen en tropel sobre Orfeo, le cortan la cabeza y le despedazan. Arrojan al río Hebros (el Maritzia actual) la cabeza y la lira de Orfeo. La cabeza flota río abajo con el agua durante mucho tiempo y se conserva bella y con la sangre fresca.

Un pescador la encuentra cerca de Lesbos y allí se levanta un templo a Orfeo, considerado ya como semidiós. Nunca se permitió la entrada a las mujeres de este templo, consagrado a la música y al poesía. Orfeo, como poeta, es el inventor del hexámetro, el verso que usó Homero en sus poemas. Según el mito, Orfeo no consiguió este verso sino después de muchos años de elaboración. En Tesalia existió la tumba de Orfeo, y el rastro de aquella tumba se perdió como consecuencia de un hecho prodigioso. Un pastor se durmió dentro del recinto de la tumba. Orfeo se le apareció en sueños y el pastor entonó las más bellas canciones. Todo en sueños, sin despertar. Los otros, al oir la voz que cantaba tan maravillosamente, pensaron que Orfeo había resucitado dentro de su tumba. Dieron la voz y todo el mundo acudió. Tanta gente se concentró dentro del recinto de la tumba, que las columnas cedieron, el mausoleo se derrumbó y después, cuando se disolvió la multitud, habián desaparecido todas las piedras y no quedaba rastro de la tumba, cuya situación exacta ya no pudo ser localizada.

Pan



Es un ser mitológico, hijo del dios Hermes y de una ninfa. Tiene dos cuernos, rabo y pies de cabra. Es el dios de los pastores y los rebaños. Forma parte del consejo de Dionisios, juntó con los Sátiros, los Faunos y los Silenos. Pan era aficionado de las montañas apartadas y las cuevas y se creía que era responsable por el súbito temor de los viajeros a estos lugares. Tiene amores con algunas ninfas, casi todos amores desgraciados. Una es la ninfa Siri o Siringe Pan la persigue, ella pide ayuda a los dioses y se transforma en una caña. De esta caña hace Pan la primera flauta compuesta de varios trozos desiguales, o sea la siringa, que debe el nombre a la ninfa.

En la historia griega, Herodoto escribió que Pan se les apareció a los atenienses como el mensajero Fidipides en visperas de la Batalla del Maratón en 490 antes de cristo. Prometiendo ayudar a los atenienses contra la invasión de los persas. Despues de la victoria, los atenienses dedicaron un altar a Pan en declive de la Acropolis. En la segunda centuria despues de Cristo el ensayista Plutarco registró que durante el reinado del emperador Tiberio, viajeros que navegaban a lo largo de la costa oeste de Grecia oián una voz fuerte proclamando la muerte del dios Pan. En las leyendas cristianas, la historia fue asociada con la Historia de Cristo el cual ocurrió durante el reinado de Tiberio, y fue sujetado a profertizar la victoria de Cristo sobre los dioses paganos.

Pigmalión



El mito de Pigmalión representa al hombre enamorado de su propia obra. Es un mito que ha sido muy elaborado y se ha usado muchas veces como tema en la literatura. El Pigmalión mítico es un rey de Chipre que se dedica a la escultura y hace una mujer de mucha belleza. La hace de marfil. Pigmalión esta enamorado de su obra, se encierra una noche con ella y trata de infundirle vida. Afrodita le compadece, sopla sobre los ojos de la estatua y le ordena: Vive! y la estatua se anima desde el pedestal en presencia del escultor. La obra de Pigmalión, convertida en mujer de car- ne y hueso, se llama Galatea y luego él se casa con ella.

Sileno



Es una divinidad de los bosques, que cuida de la educación de Dionisos. Existen los silenos, que son muchos, y Sileno que es el más importante, hijo de Pan y de una ninfa. A Sileno se le representa siempre viejo y gordo. Sileno tiene el don profético, pero sólo cuando está borracho. En el cortejo de Dionisos, Sileno está siempre bebido, y otros dos silenos le sostienen para que pueda mantenerse en pie. Los poetas antiguos lo re- presentaban vicioso, lascivo e incrédulo falto en absoluto de moral.

Tántalo



Rey de Lidia, hijo de Zeus y de una ninfa, y uno de los antepasados de la estirpe de Agamenón y Menelao. Comete un delito contra los dioses y recibe su castigo. El delito no es el mismo en todos los mitos: divulgar secretos que le habla confiado Zeus, robar el néctar y la ambrosía de los dioses, despedazar a su hijo y darlo a comer a los dioses… El castigo de Tántalo tiene tres versiones. Está cerca de un lago, muerto de sed, y cuando se acerca al agua para beberla, el agua se retira; ramas cargadas de frutos cuelgan sobre su cabeza, y cuando levanta la mano para cogerlas, las frutas desaparecen; y un peñasco a punto de desprenderse le amenaza con aplastarle si se acerca a un tesoro oculto.

Las Amazonas



Son un pueblo de mujeres guerreras, cuya ciudad principal es Temiscira. Estaban dirigidas por una reina y se conocen los nombres de algunas reinas de las amazonas. No tenían tratos con los hombres. Unicamente en primavera se unían con hombres de los países vecinos, con el fin de asegurar la descendencia. Si nacía un niño lo entregaban al padre o lo mataban.

Si nacía una niña se la quedaban. Las amazonas estaban consa- gradas a Artemisa (Diana). A las niñas les cortaban el pecho izquierdo para evitar que les inpidiera manejar el arco, ya que se les entrenaba como arqueras. De aquí el nombre, pues amazonas significa sin pecho. De acuerdo con la leyenda, ellas estaban en constante guerra con Grecia y con otras naciones tambien. Acordando con una versión ellas fueron aliadas de los troyanos en la Guerra de Troya, y una de sus reinas fue asesinada por Aquiles. Es curioso que las amazonas, en sus luchas con los hombres (Hércules, Teseo, Aquiles) llevaron siempre las de perder

Argonautas



Son los héroes griegos que acompañan a Jasón en su viaje por mar, en el navio llamado Argos, en busca del vellocino de oro. El mito del vellocino empieza en Beocia, cuyo rey Atamas tiene dos hijos, Frixios y Hela. Atamas se cansa de su esposa Nefele, madre de los dos hijos, la abandona y se cansa con Ino, hija de Cadmo, rey de Tebas. El país atraviesa una época de hambre, Ino consulta el oráculo y dice después que los dioses le han exigido el sacrificio de Frixios y Hela. Nefele para evitar la muerte de sus hijos, les manda un carnero que tiene las vendejas de oro y que les llevara por los aires hasta Cólquida. Frixos y Hela montan en el carnero. Durante el vuelo Hela cae al mar, que después se llamará en recuerdo suyo el Helesponto o mar de Hela. Frixos llega a Cólquida sacrifica el carnero y ofrece el vellocino a Aetes, rey de allí.

Aetes, cuelga el vellocino de una encina y pone de guardia a un dragón. El lider de la expedición fue Jasón, que emprende el viaje en el navio Argos, en busca del vellocino de oro pues por una seri de circunstancias, ésta es la única manera de recuperar el reino donde su padre fue expulsado por Pelias tio de Jasón. Jasón armó a cincuenta nobles jovenes de Grecia para acompañarlo en su travesia. El grupo que fue escogido llevaba a Hercules, Orfeo, Peleo, Castor y Polux. Partió de Yolcos hacia la isla de Lernos. Temprano en la travesía los marineros perdieron a Hercules quién dejo el barco para buscar a Hilas, su amigo y portador de armas.

Los Argonautas salvaron al rey tracio, Fineo, de la hambre causada por las Harpias, criaturas voladoras con cabeza de mujer. Las cuales le contaminaban la comida. Finalmente cuando Jasón llegó a Cólquida, Aetes renucio abandonar el vellocino a menos que Jasón primero pudiera uncir y arar un campo con dos toros con aliento de fuego y un ungulado latón. El tenía entonces que sembrar un campo con dientes de dragón y vencer a los hombres armados que brotarián arriba de ellos. Ayudado por la hija de Aetes, la hechicera Medea, quién se habia enamorado de él, Jasón consumando estas tareas y llevando el vellocino. Medea escapó con él, matando a su hermana para retrazar la persegución de su padre.

Sobre el viaje de vuelta a casa el Argos paso con toda seguridad en medio del monstruo de seis cabezas Escila y el remolino Caribdis. Las ninfas del mar, enviadas por la diosa Hera, salvaron al barco de la destrucción en una tormenta en la costa de Libia. De ahí partió a Creta y entonces a su hogar Yolcos. En la primitiva leyenda los compañeros de Jasón son pocos. Después se van añadiendo más y en los últimos mitos ya participan todos los héroes notables. Es un largo viaje en el que los navegantes corren muchas aventuras, Jasón consigue el vellocino, después de matar al dragón con ayuda de Medea.

Bacantes



Son las ninfas del séquito del dios Baco o Dionisios. Bellezas locas y atolondradas que alborotan al mundo con sus piruetas y su falta de respeto por todo lo humano y lo divino. Todo las embriaga: el sol, el vino, la danza, el amor, la vida. Eurípides les dedicó una de sus tragedias que lleva el nombre de esas criaturas: Las Bacantes.

Cíclopes



Seres mitológicos, hermanos de los Titanes, hijos de Gea y Urano. Son de estatura gigantesca y solo tienen un solo ojo redondo en la mitad de la frente. Ellos fueron tirados a lo más bajo del mundo por Cronos, uno de los Titanes luego de destronar a Urano. Pero el hijo de Cronos, Zeus, los solto del bajo mundo y en gratitud ellos le dieron el obsequio del trueno y el relámpago con el cual él mató a Cronos y a los Titanes y asi llegó a ser el señor del universo. En la Odisea, los Cíclopes fueron pastores viviendo en Sicilia. Ellos fueron una raza ingovernables, salvaje y caníbal temiendo ningún dios ni humanos. El héroe griego Ulises con sus hombres fue atrapado en una cueva con el Cíclope Polifemo, hijo de Poseidón. A fin de escapar de la cueva despues que el gigante devora varios hombres, Ulises lo deja ciego y luego lo mata.

Danaides



Son las hijas de Danao, rey de un país africano que más o menos corresponde a Egipto. Danao tuvo cincuenta hijas y huyó en un barco con ellas y se estableció en Argos, de donde fue rey. Danao en Africa reinaba junto con un hermano llamado Egipto, tenía cincuenta hijos. Y esos cincuenta hombres fueron en busca de las cincuenta danaides, ellas les aceptaron y la misma noche de bodas, de acuerdo con su padre, les mataron a todos. Sólo una de ellas salvó la vida de su esposo, y este esposo luego la mató a ella y a su padre y se proclamó rey de Argos.

Faunos



Son divinidades rústicas, descendientes de Fauno, rey del Lacio. Habitan en las selvas y en los campos. Se les representa con cuernos de macho cabrío y el cuerpo también cabruno desde la cintura hasta los pies. Eran buenos músicos de flauta. No eran inmortales, envejecían y algún día les llegaba la muerte.

Furias



Son las hijas de Aqueronte y de la noche. Se confunden con las Erinias y Euménides. Son tres, Alecto (incesante en la ira), Tisífone (la vengadora del asesinato) y Megara (la de los celos), y su misión era cumplir contra los hombres las sentencias vengadoras de los dioses. Ellas viven debajo del mundo y asienden a la tierra para cazar a los malvados.

Ellas fueron justas, pero crueles y sin respeto hacia las circunstancias atenuentes. Ellas castigaron todas las ofensas contra la sociedad humana, tal como el perjurio, las violaciones de los ritos de hospitalidad y sobre todo, los asesinatos de sangre familiar. Estas terribles diosas fueron horribles en su mirada, su cabellera estaba formada por serpientes y llevan en las manos antorchas y puñales, y les goteaba sangre de sus ojos.

Ellas atormentaban a los malechores, andando tras de ellos de lugar en lugar cruzando la tierra impulsandolos a la locura. Una de las mas famosas leyendas acerca de las Furias, concierne a la implacable persecusión del principe de Tebas, Orestes por el asesinato de su madre, Clitemnestra. Orestes había sido ordenado por el dios Apolo a vengar la muerte de su padre Agamenón, quién Clitemnestra había asesinado. Las Furias, sin atención a sus motivos andaban tras él atormentandolo.

Orestes apeló a la diosa Atenas, quién finalmente las convenció de que Orestes había sido limpiado de su culpabilidad. Cuando ellas fuero capaces de mostrar misericordia, ellas llegaron a cambiar ellas mismas. Estaban sentadas en torno a Hades, esperando sus ordenes para atormentar a los humanos. Por el sitio donde moran se les llama Furias infernales. De las Furias de espantosa apariencia, ellas fueron transformadas a las Euménides, protec- toras de los suplicantes.

Gorgonas



Son tres seres monstruosos, Medusa, Esteno y Euriale. Viven en el mar en las regiones extremas del mundo conocido. Las Gorgonas parecián dragones, asustaban, cubiertas con balanzas doradas y tenián serpientes por cabello. Ellas tenián un enorme costado y caras feas, sus lenguas siempre colgaban de su boca y ellas tenían un largo colmillo. Son las hijas del dios del mar Forcis y su esposa Ceto. Dos de las Gorgonas erán inmortales, menos Medusa que fue liquidada. El héroe Perseo un guapo, pero un joven bobo, se ofreció como voluntario para matar a Medusa y traer su cabeza. Con la ayuda de las deidades Hermes y Atenea. De la sangre derramada de la cabeza de Medusa brotó el alado caballo Pegaso, su hijo por el dios Poseidón. Las otras dos huyen a los infiernos.

Gracias



Son hijas de Zeus y de la ninfa Eurinome. Se habla siempre de las tres Gracias, pero en los distintos mitos que a ellas se refieren son más. Ellas fueron : Aglaé (splendor), Eufrosina (regocijo), y Talía (buen animo). Las Gracias presidieron banquetes, bailes y todos los otros eventos sociales amenos. Forman parte del cortejo de Afrodita y Eos y conjuntamente con amigas las Musas, ellas le cantaban a los dioses del Monte Olimpo y bailaban una hermosa música que el dios Apolo hacia sobre su lira.

En algunas leyendas Aglaé se casó con Hefestos. Su matrimonio explica la tradicional asociación de las Gracias con las artes; como las Musas, se les creía que dotaban a los artistas y poetas con la abilidad de crear hermosos trabajos de arte. Las Gracias raramente fueron tratadas en particular, pero siempre juntas como un tipo de triple personificación de la gracia y la belleza. En el arte ellas son representadas usualmente como ágiles doncellas jovenes bailando en circulos. Se les llama también Charites. En el mito, las Gracias se encargan de volcar dones en la cuna de los niños que después han de convertirse en héroes.

Greas



Son hermanas de las Gorgonas. Greas significa “viejas”. Son tres y han nacido ya viejas, con el cabello blanco y un solo diente y un solo ojo para las tres. Vigilan que nadie se acerque a las Gorgonas. Perseo llega cuan- do dos de ellas se pasaban el único ojo de una a otra, se apodera del ojo y así las fuerza a que le digan el camino para llegar hasta las Gorgonas

Harpías



Son tres seres monstruosos, en forma de pájaro con cabeza de mujer y con las garras muy fuertes. Ellas podián volar muy rápido como la velocidad del viento, y sus plumas no parecian estar agujereadas, por lo que les servia de armadura. Las Harpías raptaban frecuentemente a los mortales y se los llevaban a los infiernos, siempre dejando un desagradable olor.

Amontonan nubes sobre el mar y levantan las olas destructoras. Son pues, seres malvados. Uno de los muchos peligros a ser vencidos por los Argonautas en su busqueda del Vellocino Dorado fue el encuentro con uno de estos espantos, criaturas media humanas, quién estaban lentamente haciendo morir de hambre a un viejo patético conta- minando su comida antes de que él pudiera comersela. Los Argonautas estuvieron apunto de matar a la criatura cuando llegó Iris, diosa del arco iris, interviniendo. En su petición, ella condució solamente a las Harpías afuera. El principe troyano Aeneas también se encontró con las Harpías, pero él y su tripulación se les escaparon.

Hespérides



Son las hijas de Atlas y Héspero. Están representadas por unas islas que muy bien pueden ser las Canarias. Héspero es la estrella de la tarde, y les da el nombre. Viven en el jardín de las Hespérides donde guardan manzanas de oro. En algunos mitos se dicen los nombres de las tres Hespérides: Aretusa, Eglé e Hiperetusa. Ayudadas por un dragón, las Hespérides guardaban un arbol, el cual tenía las ramas y hojas de oro, que también llevaba unas manzanas doradas. El arbol había sido dado a la diosa Hera en su día de bodas, por Gea (la madre tierra). Una de las doce labores impuesta al héroe Hércules era traer una manzana de oro de las Hespérides.

Musas



Son nueve, hijas del dios Zeus y de Mnemosine, la diosa de la memoria. Nutren la inspiración de los hombres, especialmente poetas, filosofos y músicos. Por las viejas tiempos romanos (siglo III al siglo V), cada Musa se creia que tenia una arte en particular:

Calíope Musa de la poesía y la más augusta de las nueve musas.
Clío Musa de la historia.
Euterpe Musa protectora de los tocadores de flauta.
Melpomene Musa de la tragedia y el arte lírico.
Terpíscore Musa de la poesía lírica y la danza.
Erato Musa de la poesía erótica.
Plimnia Musa del arte mímico.
Urania Musa de la astronomía.
Talía Musa de la comedia.

De las Musas se decía que erán las compañeras de las Gracias y de Apolo. Ellas se sentaban cerca del trono de Zeus y cantaban de su grandeza y del origen del mundo y de sus habitantes y de las gloriosas acciones de los héroes. Las Musas fueron adoradas a lo largo y ancho de la antigua Grecia.

Nereidas



Son las hijas de uno de los dioses del mar, Nereo y de su esposa Doris. Son cincuenta. Ellas erán las ninfas del mar Mediterráneo. Ellas vivían en el fondo del mar, pero a menudo subían a la superficie para ayudar a los marineros y otros viajeros. Ellas se le creia que paseaban en delfines y otros animales marinos. La más famosa de las Nereidas fue Tetis, la madre del héroe griego Aquiles; Amfitrite la esposa de Poseidón; y Galatea, quién estaba enamorada del ciclope Polifemo. Se las representaba a veces mitad mujer y mitad pez, aunque esta representación se dejó más tarde para las sirenas.

Ninfas



Son divinidades acuáticas, que se presentan en forma de bellas doncellas de larga vida, pero no inmortales. Las Ninfas fueron distinguidas acordando a la parte de la naturaleza que ellas personificaban, las Oceanidas o hijas del océano, el océano que flue alrededor de la tierra; las Nereidas, o hijas del dios del mar Nereo, ninfas del mar Mediterráneo; las Potameides, ninfas de los rios; las Náyades, ninfas de la primavera y de las corrientes de agua dulce; las Oréadas, ninfas de los bosque, las montañas y de las grutas (En el mitose confunden con las Sílfides); las Dríadas, ninfas de los bosques; y las Hamadríadas, ninfas vegetales, que vivían dentro de los troncos.

Parcas



Son tres divinidades campestres que tienen en sus manos el destino de los hombres. Son hijas de Zeus y de la Noche. Cloto es la que hila el hilo de la vida; Laquesis, la que devana este hilo; Atropos, la que corta, y hace
que los hombres mueran.

Pléyades



Son ninfas, hijas de Atlas. Son siete y seis de ellas se casaron con dioses. Una sola se casó con un mortal, con Sísifo. Y ésta es la única invisible ahora que están en el cielo convertidas en estrellas. Las Pléyades son Maya, Electra, Taijate, Alciona, Celeno, Estérope y Mérope. Según el mito, el gigante cazador Orión las persigue en el cielo. Orión es la estrella de mayor tamaño del hemisferio norte. Las Pléyades son varias estrellas muy agrupadas, no lejos de Orión.

Sátiros



Son divinidades campestres, con una fisionomía especial, la nariz aplastada y las orejas puntiagudas. Tienen dos pequeños cuernos y las piernas cubiertas de pelo, como las cabras. Tienen pies humanos, no pezuñas como los Faunos. Forman parte del cortejo de Dionisios. Según algunos mitos se daban a perseguir a las mujeres y a las ninfas, sin cometer acto carnal con ellas, pues no lo podían hacer a causa de las deficiencias de su constitución humana.

Titanes



Son los primeros pobladores del cielo, dioses primitivos, hijos de Urano y Gea. Son doce, seis masculinos y seis femeninos. Urano fue el primer soberano del cielo. Los Titanes le destronaron y pusieron en su lugar a Cronos, padre de Zeus. Y Zeus venció a los Titanes, que desde entonces están encerrados bajo tierra en el Tártaro, que es un sitio más hondo que los infiernos (el Hades), ya en las entrañas de la tierra. Los Titanes más importantes fueron: Océano, el rio que fluia alrededor de la tierra; Tetis, su esposa; Mnemosine, la diosa de la memoria; Temis, la diosa de la divina justicia; Hiperión, el padre del sol, la luna y el amanecer; Yápeto, el padre de Prometeo, el creador del hombre; y Atlas quién acarrea el mundo sobre sus hombros.

De todos los Titanes, Prometeo y Océano, apoyarón a Zeus en sustitución de Cronos. Como resultado, ellos fueron honrados y los otros fueron lanzados al Tártaro. Eventualmente, Zeus se reconcilió con los Titanes, y Cronos fue hecho el gobernante del edad de oro.

Animales



El Ave Fénix



Un ave legendaria que, según creencia popular, renacía de sus cenizas. Tenía un aspecto de un aguila grande y vivía quinientos sesenta años. De sus cenizas salía una especie de guzano que se convertía después en otra ave igual y transportaba el nido con los restos del ave muerta hasta un templo y lo dejaba sobre un altar. No tenía esta rara ave ninguna significación especial simbólica. La cabeza era roja y el cuerpo y las alas dorados. Sólo existía un ave fénix. Cuando le llegaba la hora de morir construía un nido con trozos de corteza de árboles olorosos, y batía las alas hasta que se prendía fuego al nido.

El Basilisco


Es un animal fabulosos que tenía el poder de matar a los hombres con la mirada. Era más o menos como una gran serpiente, pero con cabeza de gallo y el cuerpo ensanchado como el de los sapos. Había un solo sistema de anular su poder misterioso y era ponerle delante un espejo, de forma que viera reflejada su propia imagen.

Cancerbero o Cerbero



Es el perro fabuloso que guardaba las puertas del infierno. Tenía tres cabezas, aunque en algunas versiones llega a tener hasta cincuenta. Era hijo de Tifón y Equidna. Tenía el lomo erizado de serpientes, la cola de dragón y sus fauces destilaban veneno. Su sitio era la otra orilla de la laguna Estigia, por donde el barquero Caronte llevaba las almas desde la tierra al Hades, osea los infiernos. La principal misión de Cancerbero era no dejar salir a nadie. Sólo dos veces fue vencido. Una por Orfeo, que consiguió enternecerle con la música de su lira, y otra por Hércules, que en lucha abierta consiguió encadenarle y se lo llevo a Trecena. Este fue uno de los doce famosos trabajos de Hércules. Pero después lo devolvió a su puesto de centinela.


Los Centauros



Son los seres fabulosos mejor descritos y conocidos, pues por su naturaleza mixta podían alternar y conversar con los hombres. Tenían cuerpo de caballo y busto de hombre. No cita la leyenda la existencia de centauros hembras. Habitaban las regiones montañosas de Tesalía y Arcadia. Su origen es distinto según las versiones. En una son hijos del Sol y una Oceánida. En otra de Apolo y Hebe. Píndaro les supone descendientes de Ixion y de la nube Nefela. Ixion y Nefela tuvieron un hijo que se llamó Centauro o cazador de toros; este Centauro se unió con las yeguas del valle de Pelión, en Tesalía, y asi dio origen al pueblo de monstruos medio hombres y medios caballos.

El más famoso y sabio de todos los centauros fue Quirón, educador y maestro de muchos héroes y semidioses, entre ellos Aquiles, al que alimentó con médula de osos y sangre de leones. Quirón era hijo de Cronos (Saturno) y era inmortal, pero Hércules en su lucha contra los centauros le hirió con una flecha envenenada con sangre de la Hidra de Lerna, y Quirón, después de nueve dias de sufrimiento, pidió a los dioses que le dejaran morir. Y cedió su inmortalidad a Prometeo que se hizo así inmortal en vez del centauro. Zeus, compadecido de Quirón, le trasladó al cielo, donde se convirtió en la constelación de Sagitario. Se conocen otros centauros por sus nombres: Neso, Nicos, Eurito, Bianor, Eurímonos, Agrios, Petraios, Drialos, Oureios…. Fue famoso el combate entre Centauros y Lapitas. Piritoo, rey de los lapitas, se casó con Hipodamia. El centauro Eurito, invitado a la boda, se embriagó y trato de abusar de Hipodamia.

En castigo, Piritoo le corto las orejas y le echó. Los otros centauros acudieron a defenderle, lucharon con los lapitas y fueron vencidos. El centauro Neso raptó a Deyanira, esposa de Hércules. El héroe le atacó y lo abandono ya moribundo. Neso acudio a Deyanira y le dijo que si recogía la sangre de las heridas y la bebiá, recuperaría el amor de Hércules. Deyanira empapo una túnica en la sangre de Neso y la mandó a Hércules. Pero era sangre envenenada y Hércules enloqueció cuando se puso la túnica.

El Dragón



Animal fabuloso que ha revestido muchas formas y ha partiipado, siempre como ser maléfico, en muchos cuentos y leyendas. Muchas princesas de los cuentos actuales sufren todavía cautiverio bajo el poder de algun fabuloso dragón. En general tenían varias cabezas, les salia fuego de los ojos y escupían veneno. Sólo los héroes eran capaces de vencerlos. Algunos tenían alas otros vivían en el mar y eran monstruos marinos. El famoso vellocino de oro que conquistó Jasón, estaba defendido por un dragón. En ciertas mitologias, el dragón era acreditado generalmente con poderes beneficiosos. Los antiguos griegos y romanos creían que el dragón tenía la habilidad de comprender y comunicar a los mortales los secretos de la tierra.

La Esfinge



Era un monstruo con la abeza de mujer y el cuerpo de león, que se había instalado entre unos peñascos, al borde del camino entre Tebas y Atenas. Se apoderaba de los caminantes y les proponía un enigma, y si no encontraban la solución los despedazaba. Edipo, que despues fue rey de Tebas, encontró la solución. El enigma era: “Cuál es el animal que por la mañana tiene cuatro patas, al mediodía dos y por la noche tres?”. La solución de Edipo fue asi: “el hombre, que en los primeros años anda a gatas, despues sobre los pies y en la vejez se apoya en un bastón” cuando la Esfinge vio que el enigma había sido resuelto, se presepitó de lo alto de un acantilado y se mató.


El Grifo



Animal fabuloso, águila de medio cuerpo hacia arriba y león la mitad inferior. Es originario de la India y la leyenda lo supone guradia de tesoros y secretos. Acompañaba en sus desplazamientos al dios Apolo. No es protagonista de ningun hecho concreto.

Hidra de Lerna



Era un monstruo, hermana de Cancerbero, con muchas cabezas, siete, nueve, cincuenta o cien según las versiones. Habitaba en los terrenos patanosos de Lerna. Tenía el hálito venenoso. Las heridas producidas por flechas envenenadas por flechas envenenadas con la sangre de Hidra, eran incurables. Paris murió herido por una flecha envenenada asi, que lanzó Filoctetes. Hércules mató a Hidra, y este fue el segundo de los doce trabajos del héroe.

Hombres-Lobo



Sobre todo en las leyendas del norte aparecen con frecuencia esos hombres-lobo, que muchas veces se mezclan con los otros honbres. Siempre persiguen a las mujeres y a los niños, a las mujeres para poseerlas y a los niños para devorarles. Los hijos de las mujeres fecundadas por un hombre-lobo, no eran autenticos hombres-lobo, pero huían de sus casas y muchas veces desaparecían para no regresar sin que se supiera lo que habia sido de ellos. Según la leyenda los hombres-lobo se podían reconocer por las cejas siempre pre-pobladas y reunidas encima de la nariz y por una gran mancha peluda que tenían en la espalda.

El Minotauro



Era un ser fabuloso con cuerpo y mienbros de hombre y cabeza de toro. Según una versión era hijo de Pasifae, mujer de Minos, rey de Creta, y un toro que le había regalado Poseidón. Según otra versión era el mismo toro regalado por Poseidón. Vivía en el Laberinto de Creta y todos los años devoraba los siete mancebos y las siete doncellas que pagaban los atenienses como tributo, hasta que Teseo fue a Creta a luchar con él y le venció. Teseo logró salir del laberinto obra de Dédalo, gracias al hilo que le dio Ariadna, la hija del rey Minos.

Pegaso



Es un caballo alado de la mitología griega. Nació del cuerpo de Medusa, una de las Gorgonas, despues de que el héroe Perseo la hubo decapitado.

Pegaso en seguida despues de nacer, aunque había nacido en el mar, golpeó la tierra con su casco y allí brotó una fuente de aguas milagrosas. Perseo montaba este caballo alado cuando luchó con el dragón marino para librar a Andrómeda encadenada a las rocas sobre el mar. Muchos trataron de cogerlo y domesticarlo, pero esto les fue inútil, y esto se convirtió en obsesión de Beleforonte, principe de Corintos. Un adivino le aconsejó que pasara una noche en el templo de Atenea. Mientras él dormía, la diosa se le apareció con con un frenillo de oro al lado de él y le dijo que esto le premitiría atrapar a Pegaso. Cuando Beleforonte despertó, él encontró el frenillo de oro al lado de él, y con esto él capturó y domesticó facilmente al caballo con alas

Pegaso demostró ser una gran ayuda a Beleforonte y ayudó después de eso al héroe en sus aventuras contra las Amazonas y la Quimera. Beleforonte fue superado por su propio orgullo, sin embargo. Despues Beleforonte quiso llegar hasta el Olimpo montado en Pegaso, pero el caballo sabio lo lanzó, y dejando a Beleforonte desconsolado y con una pierna rota, odiado por los dioses. El caballo aldo, continuo hasta el Olimpo donde encontro un abrigo en las paredes de este. Zeus le confió traerle su relámpago y sus rayos. Pegaso llego a convertirse en una constelación, cerca de Andróme- da, de Perseo y de Casiopea.

El Unicornio



Es un animal fabuloso que figura en el escudo de armas de la casa real de Inglaterra. En realidad es un caballo con un solo cuerno que le sale de la frente y se proyecta hacia adelante. No se sabe que este tipo de caballo haya existido jamás, pero mucha gente, sobre todo entre los anglosajones han creido en su existencia. Según la leyenda es un caballo salvaje que nunca pudo ser domado.

Corre muy ligero pues tiene las patas finas y ligeras como los ciervos. Es fama que solo la voz de alguna muchacha bella pudo lograr dominarlo, produciéndole como un encantamiento. Entonces el unicornio recostaba la cabeza sobre el regazo de la muchacha. A pesar de que el unicornio no ha existido jamás, algunos cuernos a los que se le atribuían grandes virtudes eran considerados como de este animal. Y en la Edad Media se daba mucha importancia a la posesión de uno de estos cuernos de unicornio que cualquiera sabe de donde salían.

Las Sirenas



Seres legendarios con el cuerpo y la cabeza de mujer y la parte inferior primero de aves y despues de peces. Eran hijas de Aquéloo y según otras versiones de Forcis, padre de otros monstruos. No dice el mito quién fue su madre. En las primeras versiones son muy pocas entre dos y ocho, y solo se citan los nombres de tres: Leucosia, Ligea y Parténote.

En mitos posteriores son más y se citan otros nombres: Peisínoe, Agláofe, Telxiepeia. Son deidades del mal, enemigas de los hombres. Pero esta idea se fue modificando en mitos posteriores y hasta se les consideró bienhechoras. Tenían la voz bonita y cantaban muy bien. La diosa Hera promovio una competición entre las Musas y las Sirenas, vencieron las Musas y las Sirenas se retiraron a Sicilia en cuyas costas ejercieron su maléfico poder. Es curioso que en los primeros mitos las sirenas no son seres marinos, sino terrestres y tienen cabeza de mujer y cuerpo de aves. Aparecían en los islotes y de allí se convirtieron en los seres que todavía se habla, con cuerpo de mujer y la parte inferior de pez. El mito primitivo cuenta que fueron convertidas en pajaros después de ser derrotadas por las Musas. Todos los mitos coinciden en que las sirenas atraen a los hombres con su canto, y si los hombres no saben resistir y acuden, ellas les matan.

Orfeo, en la expedición de los Argonautas, anuló el poder de las Sirenas con la música de su lira. Ulises cuenta así a Alcinoo, rey de los Feacios, su encuentro con las sirenas: “Son unas ninfas que cantan maravillosamente y hechizan a los que se detienen a escucharlas. El que se deja atraer por ellas corre a una muerte segura, y en la orilla de la isla se amontonan las osametas de muchos que han sucumbido. Cuando llegamos a la vista de la isla el viento amainó y mis hombres tuvieron que remar.

Entonces comprendi que empezaba todo el peligro y cumplí todo lo que me había dicho Circe. Taponé con cera los oidos de mis hombres, y yo me hice amarrar al palo mayor de mi nave, y ordené a mis hombres que si les rogaba que me soltaran, apretaran mas las ligaduras. Sólo así pude escuchar sin peligro el canto de las Sirenas.

Era tan dulce su voz que varias veces rogue a mis compañeros que me desataran, pero ellos cumplieron mis órdenes, sujetaron con más fuerza mis ligaduras, y mo me soltaron hasta que ya habíamos dejado lejos la isla y no se podía oir los cantos”. En esta versión de Homero las sirenas no viven dentro del mar, sino en una isla, Sicilia, y no eran seres marinos, sino terrestres. En algunas figuras antiguas, en ánforas por ejemplo, se las ve con cuerpo de mujer y garras en ves de pies.

Un oráculo había vaticinado que las sirenas morirían en el momento en que un hombre pudiera librarse del hechizo de su canto. Y en cumplimiento del oráculo, cuando Ulises se alejaba, ellas se arrojaban al mar y desaparecieron para siempre. Después otros mitos las resucitan convertidas ya en seres marinos que vivem en el fondo del mar que son mitad mujeres y mitad pez, y que también intentan hechizar a los hombres con su canto. Pero en el cuento de Andersen “La Sirenita”, solo sienten curiosidad por conocer a los hombres, y la protagonista se enamora perdidamente del primero que conoce. Cuenta un mito que una de esas sirenas marinas, llamada Parténope, fue arrojada muerta a una playa de Italia. Nadie supo jamás la causa de su muerte. Los pescadores de allí recogieron el cadáver con todo respeto y le dieron sepultura cerca del mar. Tardaron algunos días en cubrirla de tierra para dar tiempo a que todo el mundo pudiera admirar la belleza de la muerta.

Y de toda Italia acudio gente marinera, que había oido hablar del hechizo de las sirenas, a contemplar lo que ya era solo un cadáver. Se fueron edificando casas alrededor de la tumba de Parténope, y pronto se levantó allí una ciudad, que primero tomo el nombre de la misma sirena muerta y más tarde se llamó Nápoles.


Autor:

Badgirl





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License