Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Mitología Grecolatina Parte 1 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Cultura griega. Cultura romana. Dioses. Divinidades. Héroes. Relatos míticos. Grecia. Roma. Zeus. Hera. Afrodita. Atenea. Juicio de Paris. Pandora. Artes plásticas. Dórico. Jónico. Corintio. Arquitectura. Escultura



Si uno no sabe historia, no sabe nada: es como ser una hoja y no saber que forma parte del árbol.

Michael Crichton

INTRODUCCIÓN



Tradicionalmente se entiende que la mitología es el conjunto de las leyendas y que una leyenda es todo relato de sucesos que son inciertos e incomprensibles, pero sobre los cuales existe una tradición que los presenta como acaecidos. Leyenda, en sentido amplio, y mito, en su sentido más amplio, son una misma cosa.

La mitología clásica es el conjunto de leyendas o mitos griegos y romanos que tuvieron vigencia como tales leyendas en cualquier momento del ámbito temporal que va desde los orígenes de la civilización griega y romana hasta el año 600 d. C.

Mitografía es el conjunto de obras literarias que tratan de la mitología. En particular, mitografía es el conjunto de obras literarias griegas y latinas desde los orígenes hasta el s. XII d. C. que tratan de la mitología clásica, ya sea en forma sistemática, ya en alusiones o en utilizaciones de cualquier clase o extensión.

Aunque podemos ver otro concepto de mitografía: la investigación científica de las leyendas o conjunto de los estudios modernos sobre ellas.

Los datos ofrecidos por la mitografía en sentido restringido son el material básico para la mitología clásica y junto a ellos toda clase de indicios o datos (iconográficos: representaciones pictóricas y escultóricas; epigráficos; etc.).

Todos los mitos o leyendas contienen tres elementos comunes:

- falta de comprobabilidad: esto afecta a parte de las leyendas, pero hay partes claramente imposibles (Helena nació de un huevo).
- pretensión de veracidad: todos pretenden ser ciertos en su totalidad, tal y como los cuenta el mito.
- tradicionalidad: todos has sido narrados por muchas personas y vueltos a narrar por otras.

La fecha del 600 d.C. para cerrar el ámbito temporal coincide con el comienzo de la Edad Media.

CAPITULO I - CULTURA GRIEGA/LATINA



1. GRECIA



La civilización griega constituye una de las fuentes básicas de la civilización occidental, algunos de sus mayores logros fueron la democracia, el pensamiento filosófico y el teatro.

Esta civilización se desarrolla a lo largo de muchos siglos, por eso hay que dividirla en varias épocas:

Época arcaica, época clásica, en la cual se dará su mayor esplendor y la época helenística.
Salvó en esta última etapa no hubo unidad política entre los griegos pero desde muy temprano, tuvieron conciencia de que eran parte de una misma cultura, hablaban la misma lengua y tenían las mismas creencias religiosas.

1.1. Características Fundamentales



Era arcaica: La influencia de los colonizadores hace destruir el poder de la oligarquía, abriendo pasó a la democracia, en ese ambiente de cambio nace la filosofía.

Grecia clásica: El mejor ejemplo de democracia la ofrece Atenas. Todos los ciudadanos participaban en el gobierno de la ciudad, excluyendo extranjeros y esclavos.

Algunas ciudades como Esparta no evolucionan, siguiendo el sistema aristocrático de gobierno.
La religión griega admitió muchos cultos de origen oriental, y evolucionó en un sentido cívico.
El arte griego alcanzó su máximo esplendor y también llegaron a su madurez el teatro y la filosofía.

E. helenística: La creación por Alejandro del imperio Universal inauguró la época Helenística, las tradiciones griegas y orientales se fusionaron.
Hubo en esta época un gran desarrollo comercial, urbanístico y científico.

1.2. Orígenes



Probablemente la mitología griega se desarrolló a partir de las primitivas religiones de los habitantes de Creta, una isla en el mar Egeo donde surgió la primera civilización de la zona alrededor del año 3000 a.C. Creían que todos los objetos naturales tenían espíritus y que ciertos objetos, o fetiches, tenían poderes mágicos especiales. Con el tiempo, estas creencias se desarrollaron a través de una serie de leyendas que abarcaban objetos naturales, animales y dioses con forma humana. Algunas de ellas sobrevivieron como parte de la mitología clásica griega.

Los antiguos griegos ofrecían algunas explicaciones del desarrollo de su mitología. En la Historia sagrada, Euhemero, un mitógrafo que vivió hacia el año 300 a.C., registra la difundida creencia de que los mitos eran distorsiones de la historia y que los dioses eran héroes a los que se había glorificado con el tiempo. En el siglo V a.C., el filósofo Pródico de Ceos enseñaba que los dioses eran personificaciones de fenómenos naturales, tales como el sol, la luna, los vientos y el agua. Herodoto, un historiador griego que también vivió en el siglo V a.C., creía que muchos rituales griegos procedían de Egipto.

Cuando la civilización griega se desarrolló, especialmente durante el periodo helenístico, en torno al 323 a.C., la mitología ya había evolucionado. Nuevas filosofías y la influencia de las civilizaciones vecinas produjeron una gradual modificación en sus creencias. Sin embargo, las características esenciales de los dioses griegos y sus leyendas permanecieron inmutables.

1.3. Cultos y Creencias



La mitología griega acentuaba el contraste entre la debilidad de los seres humanos y los grandes y aterradores poderes de la naturaleza. Por lo tanto, el pueblo griego reconocía que sus vidas dependían completamente de la voluntad de los dioses. En general, las relaciones entre los seres humanos y los dioses se consideraban amistosas. Pero los dioses aplicaban severos castigos a los mortales que revelaban una conducta inaceptable, tal como la soberbia complaciente, la ambición extrema y hasta la excesiva prosperidad.

a17436.jpg

La mitología griega estaba ligada a todos los aspectos de la vida humana. Cada ciudad estaba consagrada a un dios particular o grupo de dioses, a quienes los ciudadanos solían construir templos dedicados al culto. Regularmente honraban a los dioses en festivales, supervisados por los altos funcionarios. En los festivales y otras reuniones oficiales, los poetas recitaban o cantaban significativas leyendas e historias. Muchos griegos conocían a los dioses a través de la palabra de los poetas.

Los griegos también relacionaban su vida doméstica con la de los dioses y en ella les rendían el culto debido. Diferentes partes de la casa estaban dedicadas a determinados dioses, y los individuos les elevaban ruegos regularmente. Un altar de Zeus, por ejemplo, podía colocarse en el patio, mientras que a Hestia se la honraba ritualmente en el hogar.

Aunque en Grecia no había una organización religiosa oficial, por lo común se veneraban ciertos lugares sagrados. Delfos, por ejemplo, era un sitio sagrado dedicado a Apolo. El templo construido en Delfos incluía un oráculo, o adivino, a quien valerosos viajeros consultaban sobre su futuro. Un grupo de sacerdotes, que representaban a cada uno de estos lugares sagrados y que podían ser además funcionarios de la comunidad, interpretaban las palabras de los dioses, pero no poseían ningún poder especial. Aparte de sus plegarias, los griegos solían ofrecer sacrificios de animales domésticos a los dioses, por lo común cabras.


2. ROMA


2.1. Ubicación Geográfica



Italia está ubicada en la península de los Apeninos, al sur de Europa. En el mapa es fácil ubicarla por su forma, la bota. Al norte limita en la cadena montañosa de Los Alpes, al oeste con el mar Tirreno; al este sus costas son bañadas por los mares Adriático y Jónico, y al sur, por las aguas del mar Mediterráneo.

La geografía de Italia presenta valles fértiles cruzados por ríos. Los más importantes de ellos son el Tíber y el Po.
En la antigüedad, los Alpinos septentrionales eran considerados el límite norte de Italia, mientras la llanura Po, la actual Lombardía formaba parte de Glaia Cisalpina.

Los Valles de los Alpes invitaron a los itálicos a traspasar los Alpes. La isla de Sicilia hizo nexo entre todos los pueblos y todas las civilizaciones de la cuenca del Mediterráneo.

2.2. Orígenes: La historia de una cultura



En tiempos prehistóricos Italia estuvo habitada por los ligures. Hacia el 1200 a.c, la península fue invadida por los itálicos, pueblo de origen indoeuropeo, tenían una cultura muy primitiva. Entre ellos destacaron los latinos, quienes se instalaron en las fértiles orillas del río Tiber, al que dieron el nombre de Lacio.

En el siglo X, los estruscos, pueblo no indoeuropeo, provenientes tal vez de Asia Menor, llegaron por mar a Italia y se establecieron en Eturia, la actual Toscana, tenían una vasta cultura, vivían en magníficas ciudades, poseían desarrolladas técnicas de cultivo y gran comercio marítimo.

A partir del siglo VIII los griegos, fundaron colonias en el sur de Italia y Sicilia, la Magna Grecia. En la parte occidental de Sicilia se establecieron colonias fenicias, que se colocaron bajo la protección de Cartago, próspera cuidad fenicia del norte de África.

Los ocupantes de la antigua Italia pertenecían a tres poblaciones diferentes:



- Los itálicos, de origen indoeuropeo, tenían una cultura muy primitiva. Entre ellos destacaron los latinos, quienes se instalaron en las fértiles orillas del río Tíber.
- Los etruscos tenían una vasta cultura, vivían en magníficas ciudades, poseían desarrolladas técnicas de cultivo y gran comercio marítimo.
- Los griegos, en cambio, tenían presencia en la zona debido a las colonias fundadas en el sur de Italia y Sicilia.

2.3. La Leyenda



La leyenda que cuenta los orígenes de Roma es, a grandes rasgos, la siguiente: al caer en manos de los aqueos (griegos) la poderosa ciudad de Troya, sólo un príncipe troyano, Eneas, consiguió escapar del Apocalipsis.

Llevando a su padre en los hombros y a su pequeño hijo Ascanio de la mano, Eneas pudo embarcarse mientras las llamas devoraban la ciudad. Después de un largo viaje, que incluyo una escala en Cartago junto a la reina Dido, tocó tierra en la península itálica. Tras muchas peripecias, se estableció allí; su nieto fundó la ciudad de Alba, donde sus descendientes reinaron. La leyenda se acelera y descarta nombres hasta llegar a Numitor. Éste, rey de Alba, fue destronado por su hermano Amulio.

Temeroso de que algún día amenazaran su trono, el primer acto de gobierno de Amulio fue ordenar que los dos gemelos que había dado a luz su sobrina, Rea Silvia (hija de Numitor), fueran ahogados en el Tíber. Por supuesto, la orden fue desobedecida, y los hermanos colocados en una cesta que flotó a la deriva hasta que el manso río la depositó suavemente en su orilla, donde los crió un pastor y los amamantó una loba. Los dos jovenzuelos se llamaban Rómulo y Remo, obviamente, y cuando crecieron fundaron, cerca del lugar donde habían sido salvados, una ciudad a la que llamaron, también obviamente, Roma. Rómulo eligió una de las siete colinas que dominaban el sitio y con un arado trazó un surco circular (sagrado según los ritos), el pomerium, a cuya vera, más tarde, se construiría la primera muralla.

Ni Rómulo ni Remo ni nadie, en verdad, pudo imaginarse que ese pequeño territorio alrededor del Palatino, limitado por el primitivo pomerium, algún día habría de transformarse en el imperio más grande que haya conocido la historia. Nada de aquel precario asentamiento podía prefigurar la derrota de Aníbal, la república y el Imperio, el asesinato de Cesar y el esplendor de Augusto, la serena cultura de Adriano y la tétrica fatalidad de Nerón.

Tal es la leyenda que los poetas romanos (como Virgilio) cantaron y los historiadores romanos (como Tácito y Tito Livio), con ligeras variantes, aceptaron blandamente, fijando la fundación en el año 753 a. de C., fecha que devino oficial.

Los historiadores de los siglos XIX y buena parte del XX, en cambio, desestimaron la tradición y la historia de Roma universalmente aceptada sostuvo que los orígenes de la ciudad se remontaban a un conglomerado de aldeas dispersas alrededor de las siete colinas, unificadas más tarde por los reyes etruscos que hacia el 625 a. de C. desecaron los pantanos, pavimentaron por primera vez el Foro (centro de la vida cívica romana por siglos) y unificaron políticamente a los habitantes de las Siete colinas. La historia de los primeros reyes de Roma (Rómulo, Numa Pompilio, Tulio Hostilio) se catalogó como puramente legendaria. Lo mismo ocurrió con la fecha fundacional (753 a. de C.). A los ojos de los historiadores, Roma había empezado a funcionar como una ciudad más de un siglo después. Pero la investigación muchas veces conspira a favor de la leyenda.

En 1987, el arqueólogo Andrea Carandini de la Universidad de Pisa, excavando intensivamente el monte Palatino encontró una configuración del suelo que se extendía en línea recta por varios metros: la formación del terreno que habitualmente señala la presencia de una muralla.

No una sino tres murallas superpuestas aparecieron; la datación de la más antigua dio una fecha muy próxima a la fundación legendaria: fines del siglo VIII a. de C. En noviembre de ese año, Carandini encontró algo todavía más jugoso: evidencias de la existencia de un surco de diez metros de ancho y tres de profundidad a lo largo del borde exterior de la muralla: el mismísimo pomerium.

Así, pues, la actual historiografía de Roma, a la luz de los nuevos hallazgos arqueológicos, recupera el peso de la tradición.


CAPITULO II - LA MITOLOGÍA: DIOSES MAYORES Y MENORES, HÉROES



1. MITOLOGÍA GRIEGA



1.1. Introducción



Mitología griega, creencias y observancias rituales de los antiguos griegos, cuya civilización se fue configurando hacia el año 2000 a.C. Consiste principalmente en un cuerpo de diversas historias y leyendas sobre una gran variedad de dioses. La mitología griega se desarrolló plenamente alrededor del año 700 a.C. Por esa fecha aparecieron tres colecciones clásicas de mitos: la Teogonía del poeta Hesíodo y la Iliada y la Odisea del poeta Homero.

La mitología griega tiene varios rasgos distintivos. Los dioses griegos se parecen exteriormente a los seres humanos y revelan también sentimientos humanos. A diferencia de otras religiones antiguas como el hinduismo o el judaísmo, la mitología griega no incluye revelaciones especiales o enseñanzas espirituales. Prácticas y creencias también varían ampliamente, sin una estructura formal, como una institución religiosa de gobierno, ni un código escrito, como un libro sagrado.

1.2. Religión y Mitología



Uno de los caracteres fundamentales de la religión griega era el politeísmo, o sea creer en varios dioses. El panteón estaba ya constituido en la época arcaica y era una amalgama de divinidades, algunos de origen indoeuropeo, otros típicamente asiáticos.

Sus creencias eran bastante simples. No obstante, los griegos sentían la necesidad de dar una respuesta a su preocupación por la vida en ultratumba, por ello decidieron penetrar en el mundo helénico de mitos y misterios.

A ello se debe que creyeran en los dioses, estos eran concebidos de forma humana, tenían entre sí relaciones familiares y vivían en el Olimpo.
Hay dos rasgos fundamentales que definen a los dioses griegos y que deberemos tener en cuenta para tratar de comprenderlos:

ANTROPOMORFISMO:



Los dioses tienen apariencia humana, pasiones humanas y sólo se diferencian de los hombres por su poder y su naturaleza inmortal.

JERARQUIZACIÓN

:

Entre los dioses existen jerarquías, como había en la sociedad descrita por Homero: Zeus, padre de dioses y hombres, ocupa el primer lugar, y a él están sometidos el resto de los dioses.

Los griegos creían que los dioses habían elegido el monte Olimpo, en una región de Grecia llamada Tesalia, como su residencia. En el Olimpo, los dioses formaban una sociedad organizada en términos de autoridad y poderes, se movían con total libertad y formaban tres grupos que controlaban sendos poderes: el cielo o firmamento, el mar y la tierra. Los doce dioses principales, habitualmente llamados Olímpicos, eran Zeus, Hera, Hefesto, Ares, Atenea, Apolo, Artemisa, Afrodita, Hestia, Hermes, Deméter y Poseidón.

1.2.1. Clasificación de Dioses



Dioses mayores griegos



Zeus
Poseidón
Hades

Dioses menores griegos de la Edad Clásica



Atenea
Hermes
Ares

Dioses menores griegos de la Edad Heroica



Apolo
Dioniso
Afrodita

Dioses menores griegos de la Edad Mítica



Hefesto
Hera
Artemisa

Como resultado de su unión con diosas y mujeres mortales, Zeus, dios supremo de la mitología griega, tuvo muchos descendientes que constituyen la mayor parte del panteón griego (izquierda). Entre sus hijos mortales (derecha) figuran dioses menores y muchos héroes de la mitología griega.

a17437.gif

2. MITOLOGÍA ROMANA



2.1. Introducción



Conjunto de creencias, rituales y otras prácticas concernientes al ámbito sobrenatural que sostenía o realizaba el antiguo pueblo romano desde el periodo legendario hasta que el cristianismo absorbió definitivamente las religiones del Imperio romano a principios de la edad media.

Las religiones primitivas romanas se modificaron tanto por la incorporación de nuevas creencias en épocas posteriores, como por la asimilación de gran parte de la mitología griega. Así pues, la religión romana se consolidó antes de que comenzase la tradición literaria, por lo tanto, los primeros escritores romanos que se ocuparon de ella desconocían sus orígenes en la mayor parte de los casos, tal como el polígrafo del siglo I a.C. Marco Terencio Varrón. Otros escritores, como el poeta Ovidio en sus Fastos, con una gran influencia de los modelos alejandrinos, incorporaron creencias griegas para llenar los vacíos de la tradición romana.

2.2. Dioses y personajes de la mitología romana



- Acates
- Acca Larentia: Fue esposa de Faustulus, descrita a veces como amante de Hércules. Ella hizo la madre adoptiva de Romulus y de Remus
- Arúspices
- Arvales
- Ascanio
- Áugur
- Aurora: Diosa del amanecer equivalente a la Eos griega.
- Apolo/Febo: Dios de la belleza (Apolo en la mitología griega)
- Baco: Dios del vino (Dioniso en la mitología griega)
- Belona: Diosa de la guerra (Enio en la mitología griega)
- Bona Dea
- Caieta
- Camenas: Diosas de las artes (Musas en la mitología griega)
- Camila
- Carmenta
- Cardea
- Carna
- Ceres: Diosa de la agricultura y de los frutos de la tierra. (Deméter en la mitología griega)
- Concordia: Diosa romana equivalente a la griega Harmonía.
- Cupido: Dios del amor (Eros en la mitología griega)
- Decima: Una de las parcas.
- Diana: Diosa de la caza y la hechicería (Artemisa en la mitología griega)
- Discordia: Diosa de los desacuerdos, equivalente a la Eris griega.
- Esculapio: Dios de la medicina (Asclepio en la mitología griega)
- Fama: Diosa equivalente a La griega Feme.
- Favonio : Viento del occidente (Céfiro en la mitología griega)
- Fauno: Dios pastorial equivalente a Pan en la mitología Griega.
- Febe: Diosa de la luna (Selene en la mitología griega)
- Flora: Diosa de las flores (Cloris en la mitología griega)
- Fontus: Dios de los manantiales.
- Fortuna: Diosa de la suerte, equivalente a Tyche en la mitología griega.
- Hércules (Heracles en la mitología griega)
- Jano: Dios de las puertas.
- Juno: Diosa de la maternidad (Hera en la mitología griega)
- Júpiter: Dios principal (Zeus en la mitología griega)
- Justitia: Diosa de la justicia (Temis en la mitología griega)
- Juturna: Ninfa de los manantiales.
- Latona: Nombre romano para la griega Leto
- Lucifer (”El portador de la luz”), es la personificación del planeta Venus como la Estrella de la Mañana. Lucifer es hijo de la diosa Aurora y padre de Ceyx.
- Luna : Diosa de la luna (Selene en la mitología griega)
- Marte: Dios de la guerra (Ares en la mitología griega)
- Matuta : Una deidad del amancer llamada también Mater Matuta.
- Mercurio: Dios del comercio (Hermes en la mitología grieg)
- Minerva: Diosa de la artesanía (Atenea en la mitología griega)
- Mors: Dios de la muerte (Tanatos en la mitología griega)
- Morta: Una de las Parcas (Átropos en la mitología griega)
- Natura: Diosa de la naturaleza
- Necessitas: Diosa de la necesidad (Ananké en la mitología griega)
- Neptuno: Dios del mar (Poseidón en la mitología griega)
- Nona: Una de las Parcas (Cloto en la mitología griega)
- Pax: Diosa de la paz (Irene en la mitología griega)
- Proserpina: Esposa de Plutón (Perséfone en mitología griega)
- Plutón: Dios de los infiernos (Hades en la mitología griega)
- Quirino
- Salacia: Diosa del mar esposa de Neptuno (Anfitrite en la mitología griega)
- Saturno: Dios de la agricultura (Crono en la mitología griega)
- Silvano: Dios de los bosques y arboladas (Sileno en la mitología griega)
- Sol: Dios del sol (Helios en la mitología griega)
- Somno/Sueño: Dios del sueño, equivalente a Hipnos en la mitología griega.
- Sorano
- Spes
- Stimula: Equivalente a la Semele griega.
- Tacio
- Tages
- Tarpeya
- Tarquecio
- Término
- Trivia: Diosa de las encrusijadas (Hécate en la mitología griega)
- Turno
- Vejovis
- Venus: Diosa del amor, la belleza y la fecundidad (Afrodita en la mitología griega)
- Vesta: Diosa del hogar (Hestia en la mitología griega)
- Vestales
- Victoria: Diosa del triunfo, eqivalente a Niké en la mitología griega.
- Vulcano: Dios del fuego y los metales (Hefesto en la mitología griega)
- Vulturno: Viento del Este Euro en la mitología griega)





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License