Monografías
Publicar | Monografías por Categorías | Directorio de Sitios | Software Educativo | Juegos Educativos | Cursos On-Line Gratis

 

Arquitectura y Sociedad Inca en el periodo clásico Parte 1 - Monografía



 
DESCARGA ESTA MONOGRAFÍA EN TU PC
Esta monografía en formato html para que puedas guardarla en tu pc e imprimirla.



Vínculo Patrocinado




Aquí te dejamos la descarga gratuita
Nota: para poder abrir archivos html solo necesitas tener instalado internet explorer u otro navegador web.




Incas. Historia de América. Arqueología. Culturas americanas precolombinas. Civilizaciones indígenas. Arte. Edificios. Machu Pichu. Organización política y social. Legislación



LOS INCAS



Unidad de análisis:

Arquitectura y Sociedad Inca en el periodo clásico (100 a.C. 1200 d.C)



Planteamiento del problema:

¿ Qué expresiones manifestó la cultura Inca en arquitectura y sociedad, en el periodo clásico?



Hipótesis:



Arquitectura



Se levantaron diversas construcciones como: palacios, templos, obras hidráulicas, redes de caminos, desarrolladas con un estilo altamente funcional de arquitectura pública que se distingue principalmente por sus técnicas avanzadas de ingeniería y de trabajo fino de la piedra.

Sociedad



La sociedad incaica fue un admirable ejemplo de organización político - social, estaba estructurada en varias clases jerarquizadas. Jefe supremo de la pirámide social era el Inca.

Inca: rey hijo del dios Sol
Parientes del Inca: ayllu
Nobleza: clase privilegiada
Nobleza de privilegio: personas de buenas acciones
Nobleza territorial: curacas o jefes
El pueblo: grupo social respetado se dedicaban a la agricultura se les exigía la monogamia


Tesis :



Los Incas desarrollaron un estilo altamente funcional de arquitectura pública que se distinguió principalmente por sus técnicas avanzadas de ingeniería y de trabajo fino de la piedra. El plano de sus ciudades estaba basado en un sistema de avenidas principales atravesadas por calles más pequeñas que convergían en una plaza abierta rodeada de edificios municipales y templos. Las estructuras eran de un solo piso, con un perfecto ensamblado de piedras talladas; también se usaban ladrillos de adobe y paja en las regiones costeras. Para la construcción de grandes monumentos tales como la gran fortaleza de Sacsayhuamán cerca de Cuzco, unos bloques masivos poligonales fueron ensamblados entre sí con una extraordinaria precisión. En las regiones montañosas, como la espectacular ciudadela andina ubicada en el Machu Picchu, la arquitectura inca refleja a menudo algunas adaptaciones ingeniosas del relieve natural.

El modelo de la sociedad incaica se asentaba sobre una economía agrícola desarrollada de carácter intensivo, admirablemente organizada y en torno a una unidad religiosa y productiva denominada Ayllu.

Existía pues una sociedad de estructura piramidal en cuya cima se encontraba una aristocracia de sangre, luego los señores vasallos(curacas) y finalmente el pueblo, que prestaba, obligatoriamente servicios al estado. Con esta sociedad correspondía un sistema de educativo, rígidamente estratificado.
El Yachay Huasi era un establecimiento para la formación masculina, en él se apuntaba hacia un saber superior.

El Aclla Huasi, estaba dedicado a las mujeres que luego serian sacerdotisas.

El resto de la población, sólo recibía una educación práctica a través de sus padres que no era una educación formal, sino que se socializaban mediante la vida comunitaria y las relaciones de trabajos.

Es interesante destacar, como rasgo cultura incaico, que el trabajo era especialmente valorado. Todos trabajaban siempre y el ocio, era castigado.
La sociedad incaica estaba bien jerarquizada, cada uno tenia su papel y su lugar.

Estaba dominada por la figura del Inca, que se veneraba como un dios a quien nadie podía mirar directamente.

La aristocracia  eran los grandes señores cercanos al Inca entre los que designaba los jefes militares y altos funcionarios:



- Los amautas - eran los sabios y sacerdotes.
- Los curacas - eran los jefes de los territorios conquistados.
- Los ayllus - eran comunidades tribales formadas por familias consanguíneas, cuyos integrantes se casaban entre sí y eran regidas por los curacas.

Desarrollo de la tesis:



LA ARQUITECTURA INCA


La piedra era el material más importante para construir las estructuras de los Inca, pero también tenía otro gran significado, ya que dentro de la piedra vivía el espíritu o poder que tenía la capacidad de convertirse en hombre o viceversa.

Este respeto por la piedra y sus poderes dio lugar a su dominio y pericia con la albañilería. Usaban piedras de tamaños inusuales y las ajustaban con precisión milimétrica, tanto que una hoja de papel no entra. La superficie era tallada lisa y sin ángulos rectos para que parecieran que estaban vivas.
Existieron diversos tipos de paredes en el incanato y resumidos estos en cinco modelos básicos:

- El Rústico o “Pirka”:



Hecho con piedras ásperas tallados y acomodadas sin mucho cuidado; los espacios vacíos estaban llenos con piedras pequeñas y abundante, barro. Este tipo se usó para la construcción de terrazas, almacenes y casas para la gente común, etc.

- El tipo Celular:



Tiene un aspecto similar a la estructura de un panal de miel hecho con las calizas poligonales pequeñas; se encuentran ejemplos de este tipo en Qolqanpata, Chinchero, Tarawasi, etc.,

- El tipo de Enchased:



Hecho con piedras ígneas. Los ejemplos de este tipo son el Templo Principal en Ollantaytambo, el templo de las Tres Ventanas en Machu picchu, Hatun Rumiyoq en Cusco, etc.


- El inca sedimentario o Imperial:



Consistiendo básicamente de piedras medianas de altura regular en filas horizontales que dan la impresión de ser totalmente rectangular. Formando junturas pulidas y perfectas “donde es imposible resbalar una hoja del afeitar o incluso una hoja del papel “. Excepto una pantalla de la arcilla muy delgada como un sealant que parece haber sido puesto en licuado o estado líquido para habilitar la mudanza y manipulación de las piedras.


- El tipo Ciclópeo:


También conocido como Megalítico se caracteriza por contener enormes cantos rodados que en algunos casos pueden alcanzar 8.5 mts. (28 pies) de alto como los que se ven en Saqsaywaman o los que salen del Templo Principal en Ollantaytambo.

Otro de los materiales usados en las paredes incas está el adobe (ladrillo de barro). Muchos edificios e incluso las ciudades enteras en el Tawantinsuyo eran hechos con este material; ése es el caso de Pachacamaq que está de pie al sur de Lima. Para hacer “adobes- preferentemente se escogía tierra de buena calidad, arcillosa esta era mezclada con el ichu, y en ciertos casos con lana de alpaca. Todos estos materiales estaban mezclados con agua, y puestos en moldes rectangulares y secados al sol.


ARQUITECTURA.



La arquitectura inca destacó por su magistral uso de la piedra, particularmente en la edificación de palacios, templos y fortalezas. Un claro ejemplo de ello es Machu Pichu

Su pericia con la piedra la aplicaron también a sistemas de riego adecuados a la difícil orografía de los Andes. los inca “recortaban- las montañas creando terrazas. Cambiaron el curso de ríos para alimentar canales que regaban las terrazas. Por ello el desarrollo de la agricultura fue extraordinario.

Antes de ejecutar cualquier construcción los incas hicieron algunos bocetos, planes, modelos y maqueta y como sistemas de medida usaron balanzas basado principalmente en el anthropometry (medidas con relación al cuerpo humano: brazos, codos, pies, pasos, palmos, etc.). Una demostración de este adelanto es la gran cantidad de maquetas encontrada en casi todos los museos arqueológicos en el país.

En el mundo, ninguna otra civilización moderna podría alcanzar la técnica, habilidad y facilidad para tallar el material lítico como lo hicieron los quechuas en esta parte de la tierra. Se reconocen a los incas entre algunos y otros aspectos, en su organización social equilibrada, dominio y manera peculiar de trabajar las piedras, su conocimiento avanzado, organizado y diseñando, y debido a su época y sin la intervención o influencia de otras culturas intercontinentales ellos desarrollaron una de las civilizaciones más avanzadas del planeta.

Hay todavía hay algunas dudas sobre la manera de cómo las piedras cabían precisamente y estaban saludables. Esas dudas son basadas por la falta de crónicas y detalles de archivos antiguos sobre esas técnicas.

Existen algunas hipótesis ideadas dentro de las posibilidades lógicas: el más factible indica que el trabajo era muy lento pero eficaz y las paredes normales fueron empezadas con cuidado y por la parte más baja la fila superior siguiente era más compleja porque las piedras tenían que encajar lateralmente con las junturas mas bajas este caso se demuestra prácticamente por todas partes del Cusco que se tallaron caras superiores golpeándolos despacio con los martillos de la piedra según la forma de la superficie inferior.

El trabajo era relativamente simple al manipular las piedras pequeñas, porque se podían ponerse o podrían sacarse muchas veces; pero el problema era levantarlas de los cantos por que pesaban cientos de toneladas. La realidad sugiere que los quechuas pudieron usar modelos naturales o maquetas hechos con materiales ligeros y quizás la arcilla.

Se suponía que esos modelos eran reproducidos exactamente; ciertamente, el uso de este método ayudó hacer más fácil los trabajos enormemes. Otra opinión respetada es que ellos pudieron usar una cierta técnica actual que consistió en tomar la medida y la forma de las piedras deseadas (en el museo arqueológico del Cusco hay una cinta de plata muy larga), así ellos hicieron posible un trabajo muy complejo.

Muchas de las piedras grandes que son parte de paredes incas casi siempre tienen 2 entalladuras en la parte más baja de sus caras. En algunos se ve en Saqsaywaman esas entalladuras sirvieron por facilitar el transporte, levantamiento, y manipulación de las piedras durante el proceso de la edificación. Muchos de estos moldeados están en paredes acabadas, pero debido a alguna razón desconocida ciertas piedras son guardadas todavía. En algunos casos excepcionales se aprecia en el Qorikancha del Cusco dónde la cara interior de la pared es semi-redonda conocido como “tambor solar- muestra un moldeado raro que rodea el nicho trapezoidal; es evidente que no se usaron por manipular los bloques pero tenían algún deber religioso o el significado ideo-gráfico que están perdidos.

Sacsayhuaman.



Sus tres muros paralelos hicieron creer durante siglos que se trataba de una fortaleza, pero hoy se tiende a pensar que es un templo dedicado al Sol. Sus paredes presentan algunas de las piedras mas gigantescas usadas por los incas; se calcula que el bloque mas grande mide 8,5 metros de altura y pesa 361 toneladas. La asombrosa envergadura de estos sillares no impide que todos encajen perfectamente.

Templo de Quenco.



Se trata en realidad, de un afloramiento de piedra caliza tallado in situ siguiendo las formas naturales de la roca. Este santuario posee un anfiteatro con diecinueve asientos dispuestos junto a una roca de probable función religiosa y cuevas llenas de nichos y altares. .

Puca Pucara:



Pudo ser un lugar de descanso de la comitiva que acompañaba al Inca, cuando este se dirigía a Tambomachay (baños del Inca). Su construcción es de tipo rústico conformada por callejuelas, casas, y patios. Sirvió también como casa de la persona que se dedicaba al cuidado de la zona.

Tambomachay:



Se ubica a 9 km. de la ciudad, conocido como los baños del Inca por la forma de sus fuentes de agua. También pudo ser un templo dedicado al culto del líquido elemento. Tiene tres plataformas con varias hornacinas, que fácilmente puede alojar a una persona, al servicio del lugar.


EL VALLE SAGRADO



El Valle Sagrado de los Inkas o Valle del Vilcanota, esta enclavado entre los poblados de Pisaq (Calca) y Ollantaytambo (Urubamba) es hermoso, sugestivo y fue muy apreciado por el Inca, debido a sus condiciones especiales como el clima benéfico y la generosa fertilidad de sus tierras.

Pueblo de Ollantaytambo


En el complejo, situado en la colina que domina el pueblo, destacan edificios como el Templo del Sol, el Mañaracay o Salón Real, el Incahuatana y los Baños de la Princesa. En la parte superior se encuentra una fortaleza consistente en una serie de terrazas de piedra labrada y que fue construida para proteger al valle de las posibles invasiones de étnias selváticas. Una de sus zonas mejor conservadas se extiende al norte de la plaza Hanan Huacaypata: un total de 15 manzanas de casonas levantadas sobre muros de piedra labrada.

Ollantaytambo. La belleza y el poderío.



La ruta del valle tiene su continuación en Ollantaytambo, tal vez la única ciudad de Perú que mantiene intacto su trazado inca original, el cual, visto desde arriba, ofrece forma trapezoidal. Su fortaleza es una de las mas impresionantes del mundo quechua. En los alrededores se conservan canales de riego y terrazas de cultivo perfectamente adaptados a los recovecos de las laderas. Muy cerca de aquí, el llamado “Baño de la Qusta- es una muestra de funcionalidad aliada con la belleza. Llamativa resulta la “avenida de las cien ventanas”, llamada así por los numerosos nichos que exhiben sus paredes.

Templo del Sol



Lo sobresaliente del Templo del Sol son algunas paredes periféricas y la pared mayor clásica que según la mayoría de los historiadores son parte del Altar Principal que consiste en seis bloques de piedras enormes que pesan aproximadamente 90 toneladas y tiene como junturas verticales algunas otras piedras más pequeñas que hacen una pared rara en la arquitectura inca.

IMPRESIONANTE ARQUITECTURA: MACHU PICCHU



SANTUARIO HISTORICO DE MACHUPICCHU



Las terrazas de Machu Picchu



El complejo precolombino mas espectacular del continente permaneció olvidado bajo la selva, hasta que fue descubierto en 1911 por Hiram Bingham, quien dio nombre a todas sus edificaciones. Su buen estado de conservación se debe a que nunca fue encontrado por los españoles, aunque quizás ya estuviera “perdida- cuando estos hicieron acto de presencia. Machu Picchu, rodeada de montañas cubiertas de selva y asomada sobre el cajón del Urubamba, ofrece un impresionante conjunto de pura arquitectura inca, sin mezclas anteriores o posteriores.

Seguramente, no era una “ciudad”, ya que tan sólo hay unas 200 estructuras habitables, sino un centro ceremonial importante. Aunque el trabajo de piedra mas logrado lo ostenta el Templo del Sol, éste es igualmente espectacular en el Palacio de la Princesa, la Fuente Principal, el Templo Principal y el Templo de las Tres Ventanas. Como ejemplo de virtuosismo arquitectónico, valga contemplar una de las piedras del muro de la llamada Sacristía que, a pesar de sus 32 ángulos, encaja a la perfección con el resto.

Por último, la Roca Sagrada y el Intihuatana mantienen todavía el enigma sobre su función.En los alrededores se puede completar la visita en el puente colgante inca y el Templo de la Luna, que se esconde en una gruta de la cara norte del Huayna Picchu, la montaña de paredes verticales que se eleva justo encima de Machu Picchu.


Situ



En la actual Plaza de Armas, el antiguo Acllahuasi (la casa de las favoritas) conserva el muro incaico más largo de Cuzco; Todavía ocupa toda la calle Loreto, pero antaño llegaba hasta el Coricancha. En la calle Triunfo se encuentra la no menos famosa piedra de los doce ángulos, que destaca en medio de una pared megalítica. Aunque impone por su tamaño y perfección, cerca de Machu Picchu, en las ruinas de Torontoy hay un bloque que la supera; tiene nada menos que 44 ángulos sobre un solo plano. Para terminar la visita por el centro cuzqueno conviene acercarse por su catedral situada en la magnífica Plaza de Armas y por el Museo Arqueológico, situado en el Palacio del Almirante.

Por el camino del Inca.



Para la época, aquel trazado era una verdadera “autopista”. Es interesante observar cómo las pendientes pronunciadas se superan a base de escalones, ya que los incas no conocían la rueda. El trayecto esta jalonado por puestos de vigía y defensivos, terrazas de cultivo y pequeñas ciudades que jamás fueron alteradas por el contacto con los conquistadores españoles, lo que lo convierte en una zona privilegiada para estudiar los modelos de asentamiento, el uso de la tierra y la vida cotidiana.

La genial y atrevida concepción de sus construcciones incaicas no tuvo límites para los antiguos peruanos. A lo largo y ancho del mundo, los hombres generalmente hicieron construcciones a partir del suelo hacia arriba. En Moray trabajaron hacia abajo, retirando extraordinarias cantidades de roca y piedras, y empleando miles de trabajadores durante varias generaciones, para dar forma a varios agrupamientos de andenes en forma circular casi perfecta. Su perfección fue tal que hasta el día de hoy funciona impecablemente.

Moray es un formidable complejo arqueológico, conformado por admirables sistemas de andenerías, de enormes terrazas que se superponen concéntricamente, tomando la forma de un gigantesco anfiteatro. Estas hermosas terrazas conformaron un gran laboratorio agrícola, en el que los antiguos peruanos experimentaron y obtuvieron mejoras. Se lograron increíbles avances en la agricultura, la cual constituyó su principal actividad laboral y la base de su desarrollo económico.

EL COMPLEJO ARQUEOLOGICO DE PISAQ



Este gran complejo arqueológico está ubicado en el distrito de Pisaq, provincia de Calca, 33 km. al oriente de la ciudad del Cusco.

Pisaq está formado por un conjunto de recintos que posiblemente son viviendas, acueductos, caminos, puentes, un cementerio, murallas y grandes áreas de enormes andenerías.

La belleza de sus muros, construidos con grandes bloques pétreos pulidos con extraordinaria simetría e inigualable manejo de la piedra dejan al visitante perplejo.

En un primer momento el asombro es inevitable, luego surge una sensación de profundo respeto por los creadores de esos edificios centenarios, mudos testigos de la grandeza de un imperio.

“Lo que hay que admirar más en Pisaq, es la finura del tallado y la perfecta unión de las piedras, que sin mezcla alguna están bien ensambladas, que apenas si se perciben las finísimas líneas rectas, curvas o quebradas, como para demostrar la dificultad del corte y la pericia de la ejecución. De distancia en distancia se encuentran puertas, calles, escaleras, torres, cuarteles y habitaciones; suspendidas en lo más alto de los picachos y donde la imaginación del constructor más atrevido, apenas osaría hoy ni aún concebir un edificio”.


Las obras hidráulicas



Los Inca no solo eran expertos esculpiendo piedras, sino también desarrollaron un sistema de riego para conquistar las dificultades ambientales que les enfrentaron. Los Andes, una región de laderas empinadas y tierra inadecuada para la agricultura, posaron un reto a los Inca. Para conquistar estas condiciones difíciles, los Inca hicieron unas terrazas a lo largo de las montañas. Para regar sus cosechas, cambiaron la ruta de los ríos para proveer canales para las terrazas. Esta innovación fue tan exitosa que muchas de aquellas terrazas todavía existen y están en uso hoy.


Terrazas incas para el cultivo



Las obras hidráulicas pueden dividirse en sistemas de canales de drenaje, de irrigación canales rituales. Estas categoría se traslapan ya que pueden formar partes funcionalmente diferentes dentro del mismo sistema. Los canales muy elaborados se encuentran en el Cuzco y en las propiedades reales. Su punto de partida es un manantial, una laguna o un reservorio, frecuentemente conectado con rocas esculpidas o entierros elaborados. En su parte media pueden tener acueductos que llevan a su primer destino, un conjunto de edificios elaborados donde se encuentran fuentes de piedra bien labrada o reservorios. De este lugar el agua pasa a los sectores residenciales y a las terrazas agrícolas. Hasta en estas terrazas pueden haber fuentes labradas como en el caso de Machu Picchu.

El manejo de agua entre los incas era mucho más que una necesidad, ya que busca de orden social y económico. Los cursos de agua naturales - culturales ordenan el espacio social. Este espacio se origina en lugares asociados a los ancestros así como al ser supremo que controla el agua al atraerla a los espacios sagrados donde su disponibilidad es ritualmente asegurada con la ayuda de los dioses y los ancestros. El control ritual domina aun en los aspectos más “funcionales”.

Su pericia con la piedra la aplicaron también a sistemas de riego adecuados a la difícil orografía de los Andes. los inca “recortaban- las montañas creando terrazas. Cambiaron el curso de ríos para alimentar canales que regaban las terrazas. Por ello el desarrollo de la agricultura fue extraordinario.


Investigaciones Arqueológicas



La investigaciones arqueológicas, realizadas en diversos sitios Inca han permitido identificar las principales características arquitectónicas de un asentamiento Inca. Esta caracterización será un útil referente comparativo para identificar los asentamientos de la Sierra de Piura que correspondan al Horizonte Tardío, y establecer además las diferencias y semejanzas con los asentamientos Inca de otras regiones.

Ya en 1802 un notable viajero y agudo observador, como von Humboldt, al explorar la sierra del Ecuador y la sierra norte de Perú, definió a la arquitectura Inca por tres características: solidez, sencillez y simetría.

Las investigaciones de Rowe (1944: 24-25) en la capital del Imperio Inca, permitieron establecer que la unidad básica de la Arquitectura Inca era un recinto de planta rectangular, construido con roca o adobe, con vanos abiertos pero sin ventanas, con techumbre, en algunos casos con elegante mampostería; varios de estos recintos dispuestos alrededor de un patio y cercados por un muro, definen la unidad arquitectónica Inca mínima: la cancha. Los asentamientos Inca se caracterizaron además por su plan ortogonal y la cancha es la expresión de este ideal. La función de la cancha es residencial.

La identificación de las funciones de las edificaciones Inca es planteada por Morris (1971) en base a sus investigaciones en Huánuco Pampa. Morris identifica las siguientes funciones: almacenamiento, residencial, administración y religiosa. Sostiene Morris que no es fácil identificar las áreas de actividad, y que la función de las edificaciones debe establecerse a partir del estudio de la arquitectura y del material proveniente de las excavaciones.

También Gasparini y Margolies (1977) describen detalladamente la Arquitectura del Poder, arquitectura estatal Inca o planificada por el gobierno, y su función; dos características son destacadas por dichos autores:

- El Cuzco fue el modelo a seguir para repetir los elementos funcionales, rituales y simbólicos del sistema de cosas, se tomaron el significado y las funciones de las formas, antes que las formas mismas (op. cit. p. 68).
- La similitud debido a la recurrencia de las mismas formas y sistemas constructivos.

La función de las edificaciones es explicada por la similitud en la repetición de las formas y su ubicación. Gasparini y Margolies caracterizan y definen la función de las siguientes edificaciones estatales: kallanka, templo, ushnu y fortaleza.

Hyslop (1990) realiza un balance de las investigaciones precedentes que caracterizaron a la Arquitectura Inca, sostiene que esta fue definida en base a un análisis comparativo de los asentamientos de la región de Cusco en la década del setenta por Kendall, Gasparini y Margolies, y Bouchard. Dicha caracterización se concentró en las formas estructurales básicas y las características de las formas de las edificaciones, accesos, nichos, pisos, techos, entre otros; también trataron acerca de los materiales constructivos.

Uno de los más famosos aspectos de la Arquitecura Inca, destacado por Hyslop (1990: 12-16) es la mampostería fina, presente en las edificaciones complejas. Varias tipologías han sido propuestas para la mampostería fina, destacando la poligonal (celular y ciclópea) y la rectángular (engastado y sedimentario).

Las edificaciones básicas que Hyslop identifica son: kancha, kallanka, ushnu, asentamientos militares, acllahuasi, baños, entre otros, a los que caracteriza arquitectónicamente y define su función. Hyslop (1990: 27-28) presenta las siguientes evidencias de la planificación de los asentamientos Inca:

- Los expertos Inca decidieron dónde debían estar ubicados los asentamientos, cuál sería el espacio a ser asignado, y dónde los edificios específicos y sus combinaciones se ubicarían. Huánuco Pampa es el mejor ejemplo de un plan preconcebido.
- La planificación fue ayudada por el uso de modelos y representaciones pictóricas. Los Inca fueron capaces de modelar o representar regiones geográficas.
- Ellos planificaron observando, usaron ideas establecidas que tenían como modelo al Cuzco para diseñar otros asentamientos. Usaron principalmente dos patrones al diseñar sus asentamientos: el patrón ortogonal y el patrón radial alrededor de un centro (Hyslop 1990: 191)

EL SISTEMA SOCIAL DE LOS INCAS: LA COMUNIDAD



En la comunidad Inca, la familia no era un núcleo independiente, sino una parte integral. Había un hombre encargado de diez familias. Él tenía el deber de regular la distribución de la tierra y la producción de comida para todas las familias. Encima de él había otro hombre encargado de cien familias a quien se tenía que reportar. También tenía que calcular cuánta comida se le daba a los dioses como forma de impuestos y sacrificios.

Había una división de trabajo entre los hombres y las mujeres. Los hombres tenían el trabajo duro de mover la tierra con para que las mujeres pudieran sembrar las semillas para los cultivos. Los niños/as sacaban la maleza y espantaban los animales pequeños y pájaros que se trataban de comer las semillas.

La interdependencia entre los vecinos era algo muy importante. Normalmente las diez familias de las cuales un hombre estaba encargo vivían juntas y normalmente eran parte de la misma familia. Siempre se ayudaban con la comida y los cultivos.

La sociedad era muy jerarquizada con muchos niveles dentro de los niveles. Era muy difícil salir de un nivel bajo a uno más alto porque eso se definía al nacer.

Una educación completa era muy importante en la sociedad, no solamente en el lenguaje, historia, y religión, sino también físicamente. Había mucho énfasis en aprender las artes marciales y el uso correcto y preciso de las armas. Por eso tenían ejércitos muy poderosos, porque todos sabían como pelear y defenderse bien.

La norma moral de los Inca era:



- no seas ladrón
- no seas mentiroso
- no seas ocioso

La idea era de tener una obediencia y responsabilidad colectiva. Por eso era tan importante que todo el mundo se ayudara y pensaran en la comunidad entera y no solamente en ellos mismos. La individualidad no era bien vista, sino el trabajo en común para todo el mundo.





Creative Commons License
Estos contenidos son Copyleft bajo una Licencia de Creative Commons.
Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor.
Siempre que no sea para un uso económico o comercial.
No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

 
TodoMonografías.com © 2006 - Términos y Condiciones - Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License